26/1/16

MARTYRS (2015)



ESTADOS UNIDOS, 2015

TÍTULO ORIGINAL: Martyrs
DIRECTOR: Kevin Goetz, Michael Goetz
PRODUCTOR: Wyck Godfrey
GUIÓN: Mark L. Smith, Peter Safran
REPARTO: Troian Bellisario, Bailey Noble, Kate Burton
DURACIÓN: 81  minutos
VALORACIÓN2/10

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ?



Con diez años de edad, Lucie consigue escapar de un almacén aislado en el que estaba prisionera. Profundamente traumatizada, vive en un orfanato y sufre de terrores nocturnos. Su único consuelo es Anna, una chica de su misma edad que también vive en el lugar. Una década después, y perseguida por sus demonios, Lucie sigue la pista a la familia que la torturo.


Antes de empezar la reseña me gustaría aclarar un par de cosas para que no haya malentendidos. La primera es que desde siempre he estado más a favor que en contra de los remakes, por raro que esto pueda sonar. Siempre he pensado que por muy mal que se haga un remake, reboot o versión alternativa en el mismo universo (las opciones son infinitas), la cinta original seguirá estando ahí para verla las veces que queramos sin que un solo detalle de su majestuosidad sea cambiado, mientras que las nuevas versiones, sin desmerecer a estas  antiguas, pueden aportar cosas o dar otro punto de vista diferente de una misma historia, aunque si es cierto que en los últimos años, ha habido más fallos que aciertos. La segunda es que aunque Martyrs (la de verdad, la de Pascal Laugier) me parece una cinta muy sobresaliente, tampoco la tengo en el gran pedestal en el  que se la suele poner. Aun así, si le tengo bastante estima y después de ver este remake, la verdad es que le tengo todavía mas.
Pese a que, como ya digo, no me suelen molestar los remakes, si hay algunos que me parecen bastante innecesarios ya desde su planteamiento, y la cinta de los hermanos Goetz es uno de esos casos. La película francesa fue todo un impacto allá por el 2008 cuando se estrenó en Sitges y lo lógico sería que, gracias a ello, le fuera fácil conseguir distribución en el resto de países pero ese no fue el caso, de por si aquí todavía no hemos tenido señales de ella. Sabiendo esto y teniendo en cuenta que es un título que no tiene ni 10 años, uno no deja de  preguntarse, ¿qué necesidad había de hacer un remake de algo tan reciente y que además tubo tanto impacto? pues bien, una vez visto el resultado puedo decir que el único motivo por el que esta versión existe es para, como todos ya nos imaginábamos (y aparte de por qué necesitan tener versión yankee de todo), hacerla más fácil y digerible para el público comercial, quitándole casi todo lo que hacía que Martyrs destacara y masticándola para que cualquier persona no muy puesta en el género, ya sea a las escenas truculentas o la violencia, pueda verla y además soportarla casi sin pestañear.


Durante toda su primera mitad el guion de Mark L. Smith se dedica a calcar casi todo lo que ocurría en la cinta francesa (obviamente suavizando algunas partes) y la dirección de los Goetz lejos de ser incomoda y directa, és plana y más propia de un telefilm que de una cinta de horror. Las cosas pasan sin más y nosotros tenemos que conformarnos con no aburrirnos, pero en ningún momento se siente nada de lo que está pasando, todo es anodino y nunca llega a traspasar la pantalla, cosa que si hacía la cinta de Laugier. Somos testigos del clásico remake "plano por plano" que en vez de aportar algo o contarlo de otra manera, le resta lo que en su día impactó y lo transforma en algo mucho más digerible (SPOILER solo hay que comparar la diferencia entre la victima encontrada por la Anna francesa a la niña totalmente enterita de esta FIN DEL SPOILER) y mucho menos sentido, nada duele ni se siente, simplemente ocurre porque tiene ocurrir. Pero és que cuando llegamos a cierto punto de la historia, en lugar de seguir calcando escenas quitándoles toda la gracia como se había estado haciendo, el guion da un giro y la historia se empieza a modificar respecto a su antecesora francesa.
Aquí es cuando deberíamos decir, menos mal, algo diferente para hacer que tenga más sentido su existencia, pero ¡NO! Lo único que hace L. Smith es coger toda la parte final, que en su día era lo más duro de la película, y a parte de suavizarla como al resto de la cinta, decide meterle el toque americano que nadie ha pedido pero ellos parece que necesitan. Con esto quiero decir que la desesperanza y la crueldad de la parte final de película queda totalmente anulada para dar pie a una especie de venganza a manos de uno de los personajes que aparte de no pegar nada, solo sirve para que las grandes masas que vayan a ver la película se sientan satisfechas, sonrían un poco en sus minutos finales y no queden tan traumatizadas, cuando Martyrs era todo lo contrario; un puñetazo tras otro (metafórica y literalmente) hasta que lo único que quedaba era dolor y un gran cansancio mental, o por lo menos en mi caso así fue.


No puedo decir mucho más de ella porque creo que no hay nada que realmente merezca la pena destacar. Si es cierto que algunos actores no están mal del todo (aunque Bailey Noble no me llego en ningún momento, su compañera Troian Bellisario sí que le ponía bastantes ganas) pero aun así no es suficiente para salvar esta innecesaria versión, que más allá de ablandar  la historia para los más sensibles y adaptar su final al público americano, no tiene ningún otro motivo por el que deba existir. Bueno sí, en mi caso ha servido para que le tenga todavía más estima a la cinta francesa, que si ya me parecía una buena película ahora casi la meto en la lista de películas imprescindibles. De por sí, y como apunte personal, una vez terminé el remake me volví a ver gran parte de la original otra vez, para quitar la sensación de vacío que me dejó su visionado y comprobar, como ya he dicho, que sin ser la increíble maravilla que a veces he visto descrita, si es una de las mejores cintas de horror que se han hecho en los últimos años. Quizá no sea para todo el mundo y a muchos les deje tocados (reconozco que la parte final me agotó bastante la primera vez que la vi) pero siempre será mejor que ver una versión light de algo que por desgracia, no puede ni debería edulcorarse.
Algo bueno: Troian Bellisario se esfuerza y por lo menos no es aburrida, por decir algo.
El desastre: Intentar adaptar comercialmente algo que no és para las grandes masas.


3 comentarios:

jonah martinez dijo...

Es una verdadera, insisto, verdadera lástima que parte del público Americano (me refiero al continente) vaya a conocer esta maravillosa peli teniendo a esta basura como intro; especialmente porque, en mi caso, la versión original la tengo en mi top 5 personal de mis pelis de terror favoritas.
Y hablando de eso, sería interesante que nos pudieras compartir tu top personal del que hablaste en esta reseña, siempre es bueno conocer cosas nuevas o saber que alguien más coincide en el gusto por una película en particular =)

jonah martinez dijo...

Es una verdadera, insisto, verdadera lástima que parte del público Americano (me refiero al continente) vaya a conocer esta maravillosa peli teniendo a esta basura como intro; especialmente porque, en mi caso, la versión original la tengo en mi top 5 personal de mis pelis de terror favoritas.
Y hablando de eso, sería interesante que nos pudieras compartir tu top personal del que hablaste en esta reseña, siempre es bueno conocer cosas nuevas o saber que alguien más coincide en el gusto por una película en particular =)

nikofb dijo...

Buenas jonah!

Totalmente de acuerdo con lo que dices, es una pena que una cinta como Martyrs se vaya a conocer "gracias" a esto... Es más, estoy seguro que aunque la original no se estreno nunca en nuestro país esta seguramente si lo hará, aunque sea directa en DVD/BD. Como dices és una lástima, pero bueno siempre podremos ver una y otra vez la de Leugier.

Sobre lo del TOP personal me has pillado bastante por que realmente no tengo uno hecho jajaja tengo títulos que considero indispensables para mí pero lo de los ranking nunca me lo he planteado. Es algo sujeto a varios factores (nostalgia, calidad y gustos personales) y creo que afecta mucho la generación en la que uno ha nacido y las cintas con las que ha crecido. Por ponerte un ejemplo mi saga indispensable es la del Muñeco Diabolico, de la primera a la última (con eso ya lo digoo todo) y auténticas obras de arte que aunque me gustan mucho no entrarían dentro de la categoría.

Pero me has dando en que pensar y miraré de hacer una lista de películas que me hayan marcado por una cosa u otra, lo que no prometo és que sea demasiado objetiva!

Un saludo y gracias por pasarte!!