28/1/16

CURVE



ESTADOS UNIDOS, 2015

TÍTULO ORIGINAL: Curve
DIRECTOR: Iain Softley
PRODUCTOR: Jason Blum, Jaume Collet-Serra
GUIÓN: Kimberly Lofstrom Johnson, Lee Patterson
REPARTO: Julianne Hough, Teddy Sears
DURACIÓN: 86 minutos
VALORACIÓN6/10

LA CURVA DE LA MUERTE 



A ver chiquilla, explícame como te lo haces para tomar las decisiones más erróneas en cada situación… ¿Cómo vas hasta Denver en un duro viaje de carretera para ver a tu futuro marido con el que ni siquiera estás segura de querer casarte, y más tras encontrar multitud de películas pornográficas en el coche? ¿Por qué decides coger una carretera secundaria en lugar de ir por la general, que no has visto nunca una película de terror? ¿Por qué no miras a tu alrededor antes de quedarte medio en bolas en una cuneta? ¿Cómo se te ocurre subir a tu coche a un tipo que ha salido de la nada? ¿Qué se te pasa por la cabeza para querer acompañar a un desconocido que hace apenas 5 minutos que conoces hasta su hotel?


Tranquilos que esto no es un gran spoiler, ya que Mallory (nombre de nuestra protagonista) toma todas estas decisiones absurdas en los primeros minutos de Curve, film del pasado 2015 dirigido por Iain Softley, responsable entre otras de K-Pax o Hackers, Piratas Informaticos.

Volvamos con nuestra amiga Mallory, la habíamos dejado llevando a un desconocido en su coche que de manera repentina deja de ser un amable acompañante y se convierte en un psicópata que le obliga a conducir hacia un hotel abandonado. Pero si por algo destaca Mallory es por su excelente toma de decisiones, y en esta ocasión no se le ocurre nada mejor que acelerar y saltar por un acantilado con su coche…


Y aquí acaba lo que parecía una típica road movie y pasa a convertirse en un interesante survival en el que nuestra heroína deberá de ingeniárselas para poder sobrevivir tras quedar atrapada en el coche y con su acosador, que consiguió salir del coche al salir disparado en la colisión, acechándola y torturándola psicológicamente para divertirse y vengarse de ella.

El film mantiene unas buenas dosis de tensión y su trama avanza de una manera muy amena aunque si miramos un poco mas allá resulta totalmente inverosímil ya que los días pasan y Mallory parece no verse excesivamente afectada ni por la falta de alimento y bebida ni mucho menos por tener la pierna atrapada y en vertical, algo que a cualquier otro humano sin sus impresionantes dotes de supervivencia y resistencia le supondría un grave problema para su salud.

Con su último giro argumental Curve espera sorprender al espectador y dotar a la película de acción y sangre, y en parte lo logra si conseguimos creernos las reacciones de los implicados y las condiciones físicas que muestran, por lo que tenemos que hacer un importante ejercicio de fe para disfrutar de la pirotecnia final que nos espera.


Las actuaciones son correctas, Julianne Hough pese a las incongruencias de su personaje consigue expresar la angustia de sentirse atrapada en un especio reducido sin posibilidad de escapatoria y agarrándose a cualquier cosa para lograr sobrevivir. Por su parte Teddy Sears da vida a un psicópata malrollista que pese a no estar demasiado bien definido logra ser lo suficientemente cabrón para incomodar al espectador.

Curve no va mas allá de una entretenida película de sobremesa con una buena puesta en escena y varios giros argumentales que unidos a un buen ritmo y una escasa duración harán que su visionado se pase volando igual de rápido que lo que tardaremos en olvidarla.