8/9/13

THE BATTERY



ESTADOS UNIDOS, 2012
TÍTULO ORIGINAL: The Battery
DIRECTOR: Jeremy Gardner
PRODUCTOR: Jeremy Gardner, Adam Cronheim
GUIÓN: Jeremy Gardner
REPARTO: Jeremy Gardner, Adam Cronheim, Alana O'Brien
DURACIÓN: 101 minutos

VALORACIÓN: 8/10

ZOMBIES INDIE




Estos últimos años hemos visto a zombies en todo tipo de lugares, ya sea la Tierra, la Luna o incluso el centro de la Tierra, los hemos visto desplazándose con movimientos lentos y torpes, corriendo y saltando o avanzando a la velocidad de la luz, y también los hemos visto deambular por todo tipo de géneros, terror, drama, comedia, acción y películas románticas.

Debido a esta saturación de muertos vivientes ya no esperas llevarte nunca una sorpresa cuando te sientas delante de la pantalla de tu televisor a ver una nueva película de esta temática, pero en ocasiones aparecen pequeñas joyas que logran destacar de entre tanta película intrascendente y consiguen que el espectador recupere la fe en el género, dentro de este reducido grupo se encuentra el film del que vamos a hablar a continuación, The Battery.


The Battery es la opera prima de Jeremy Gardner, que también se ha encargado de producirla, escribirla y dar vida a uno de sus protagonistas. Se trata de una película “indie de zombies”, cine independiente de muertos vivientes realizado con un presupuesto de 6.000 dólares y un equipo de 6 personas que estuvo de rodaje durante 16 días.

Ben (Jeremy Gardner) y Mickey (Adam Cronheim) son dos jugadores de beisbol que recorren los bosques de Nueva Inglaterra para sobrevivir a un apocalipsis zombie con la única premisa de estar en movimiento para no morir, pese a que los dos no lo vean de la misma manera.

Y es que se trata de dos personajes antagónicos, por un lado tenemos a Ben, un superviviente nato que no necesita tener dependencia de nada ni nadie, y por el otro a Mickey, que no quiere aceptar la realidad en la que vive y prefiere aislarse de todo escuchando música hasta que encuentre un lugar en el que poder asentarse.


El desarrollo de The Battery es lento, con pocas secuencias, todas ellas largas y con un claro mensaje. El film comienza retratándonos los perfiles de sus protagonistas, mediante unas pocas secuencias conoceremos a Ben y Mickey y veremos como el gesto más cuotidiano se convierte en algo repleto de simbolismos debido a la situación en la que se encuentran.

Su travesía se ve interrumpida cuando consiguen interceptar una conversación entre dos personas a través de un walkie talkie en la que una chica llamada Annie menciona un supuesto lugar en el que hay una comunidad de supervivientes. A partir de ese momento Mickey se obsesiona con ese lugar y con esa mujer, en su necesidad absoluta de crear vínculos con otras personas, y más si son del sexo opuesto.


Esto nos llevara a una interminable escena final claustrofóbica y brillante a partes iguales. 30 minutos de supervivencia extrema en la que sin que sin darte cuenta te sientes una más de ellos y piensas como poder salir viva de una situación así volviéndose cada vez más angustiosa y desesperante, hasta que te lías la manta a la cabeza y decides salir a por todas sin saber cuál será tu destino final.

Como hemos dicho al inicio de este articulo The Battery es una cinta de zombis que marca diferencias con el resto de cintas del género, y es que la película intenta mostrarnos con la mayor naturalidad posible una road movie de dos amigos que buscan la supervivencia de una manera simple, sin alardes de poder y utilizando los recursos que se encuentran en su camino. 


Los zombies son algo secundario y su presencia en pantalla es limitada, eso si cuando aparecen nos ofrecen algunas escenas memorables, como la escena en la que Mickey es atacado por una zombie, cuando Ben encierra a Mickey con uno de ellos o la ya mencionada escena final que no dejara indiferente a nadie.

Otro punto fuerte de la película es su banda sonora, que nos ira acompañando a través del discman de Mickey y que pondrá música a cada una de las secuencias que componen la película, convirtiéndolas en pequeños videoclips que atrapan al espectador.

The Battery no destaca por sus efectos especiales, ni por su maquillaje, ni por sus escenas de acción o terror, es más es una película que para más de uno puede resultar densa o aburrida, pero si consigues adaptarte a su ritmo y empatizar con sus protagonistas estas delante de una de las experiencias cinematográficas más interesantes de este año.