13/9/13

AFTERPARTY



ESPAÑA, 2013
TÍTULO ORIGINAL: Afterparty
DIRECTOR: Miguel Larraya
PRODUCTOR: Álvaro Agustín, Tomás Cimadevilla
GUIÓN: Miguel Larraya, Fernando Sancristóbal
REPARTO: Luís Fernández, Alicia Sanz, Rocío León
DURACIÓN: 78 minutos

VALORACIÓN: 2/10

AFTERPARTY A LA ESPAÑOLA




Soy el primero que intenta, cuando se puede, defender el cine de terror patrio, no me gusta la generalización de que todo lo que se hace aquí es malo, porque para nada eso es así. Tenemos títulos muy notables en cuanto al género y otros que sin ser maravillas cumplen muy bien con su objetivo. Lástima que esta vez, los realizadores de Afterparty hayan vuelto a caer en los mismos errores de siempre.

El principal problema de nuestro cine, para mí, es su comercialidad; me explico, me parece estupendo que quieran hacer taquilla con la película (para eso la ruedan) pero no entiendo muy bien cómo funcionan los casting en este país. Luis Fernández no sabe actuar, lo demostró en XP3D y aquí lo vuelve a demostrar, aunque esta vez este algo mas pasable. De las chicas no se salva ni una, la única actriz pasable de toda la película es Úrsula Corberó, pero como paso en el título que he nombrado, esta muy desaprovechada (solo sale 5 minutos). 


El argumento aunque es muy plano, podría dar juego para hacer un slasher/torture-porn divertido o como mínimo entretenido, pero todo termina pareciendo un capitulo alargado de Física o Química aunque con un asesino de fondo. Tampoco faltan escenas de sexo y desnudos abundantes (gratuitos, pero necesarios para atraer a las masas calenturientas supongo) y al final todo termina siendo un auténtico despropósito que no hay quien lo salve.

Ni terror, ni sangre, ni un final que raye lo decente, no encontramos nada en Afterparty, solo una hora y veinte de niñas gritando y diciendo tacos, videos que no incomodan ni aportan suspense y un final que esta demasiado trillado como para que alguien se lo crea. No entiendo como algo así pueda estrenarse en cines, supongo que será por lo que he dicho antes de atraer a las masas más jóvenes, pero es que ni a ellos creo que pueda llegar a gustarles más allá de las secuencias subidas de tono. Lo dicho, menos mal que la he visto en casa.

Lo mejor: al principio puede parecer que como mínimo será entretenida, pero luego se desinfla y se hace eterna para lo que dura.
Lo peor: actores, ritmo aburrido y un desenlace que da risa.