11/10/16

EL ÚLTIMO BLOG A LA IZQUIERDA... DE SITGES - MUSEUM



JAPÓN, 2016

TÍTULO ORIGINAL: Museum
DIRECTOR: Keishi Otomo
PRODUCTOR: Atsuyuki Shimoda
GUIÓN: Izumi Takahashi, Kiyomi Fujii, Keishi Otomo
REPARTO: Shun Oguri, Machiko Ono, Masatô Ibu
DURACIÓN: 132 minutos
WEB: http://wwws.warnerbros.co.jp/museum/
IMDB: http://www.imdb.com/title/tt5227140/

VALORACIÓN5/10


MATANDO BAJO LA LLUVIA




Una de las premieres mundiales que nos presentaba el festival de Sitges de este año es la japonesa Museum que ha contado con la presencia de su director Keishi Otomo que ha presentado la película con la ayuda del villano de la misma un serial killer con una máscara de rana. Museum es la adaptación de un exitoso manga de Ryousuke Tomoe.

El film arranca muy bien, un thriller bien estructurado, con multitud de asesinatos y un misterioso killer que da bastante juego y mata a sus víctimas torturándolas por sus pecados u obsesiones. El claro referente de Musuem es Seven y sus asesinatos y la manera en la que se producen recuerdan en todo momento a la película de David Fincher.


El problema de Museum es su duración, ya que tiene minutos y minutos de relleno que no aportan absolutamente nada y alargan el film sin sentido. Por ejemplo nos encontramos algunos flashbacks que nos cuentan la relación de los protagonistas con sus padres sin que esto varíe en ningún momento el desarrollo de la trama ni sirva para definirnos el porqué de sus actos.

El desenlace también esta alargado hasta el infinito sin sentido y es una sucesión de giros argumentales que tampoco acaban de funcionar ya que ya los hemos visto en más de una ocasión y se ven venir de lejos. El killer por su parte se va desinflando poco a poco y tras su potente aparición va perdiendo carisma hasta convertirse en una caricatura de lo que debería  ser.

Museum es un thriller desaprovechado, han intentado introducir el mayor número de elementos del manga para darle más fuerza a la historia pero el efecto conseguido ha sido el contrario ya que acabas cayendo en el tedio y perdiendo interés en lo que ves por culpa de su exceso de metraje.