15/10/16

EL ÚLTIMO BLOG A LA IZQUIERDA... DE SITGES - RESUMEN DÍA 8


Dolph Lundgren es el protagonista de la divertida Nit d’Acció que se celebrará esta noche en el Auditori Meliá Sitges, donde recibirá la Máquina del Tiempo y presentará Don’t Kill It, una divertida historia dirigida por Mike Mendez en la que encarna a un cazador de demonios. Esta mañana, el actor y el director han comparecido en rueda de prensa para presentar la película. Lundgren se ha mostrado entusiasmado con su personaje: “fue genial leer el guion; por fin encontraba un proyecto interesante en el que podía dar vida a un personaje diferente a los que había interpretado”. Por su parte, Mike Mendez, conocido por público por dirigir títulos como El convento del diablo o Big Ass Spider –proyectada en Sitges 2013– ha subrayado que “ha sido una suerte contar con Dolph Lundgren; no es fácil encontrar a héroes dentro de una película de horror, contar con él ha sido un verdadero regalo”.


El equipo de la película Que Dios nos perdone ha sido el otro gran protagonista de la alfombra roja del octavo día de Sitges 2016. Su director, Rodrigo Sorogoyen, acompañado por los actores Antonio de la Torre, Roberto Álamo y Javier Pereira, además de los productores Gerardo Herrero y Marieta Besuievsly, han presentado el film, que forma parte de la Sección Oficial Fantàstic del Festival en una sesión especial. Rodrigo Sorogoyen ha destacado el proceso de documentación que ha seguido para dar realismo a la película: “ha sido exhaustivo tanto antes de tener el guión escrito como durante el rodaje; contamos con la experiencia de diferentes policías que nos ayudaron mucho en la construcción final del guion”. En este sentido, Antonio de la Torre ha apuntado “lo mucho que nos ha ayudado un comisario murciano que trabaja en la capital sevillana”. La rueda de prensa ha discurrido simpática con bromas continuas entre los miembros del equipo y con una premisa muy clara: “De la peli no hablamos, la verdad, por lo que no vamos a hacer ningún spoiler”, ha comentado Antonio de la Torre ante las risas de los asistentes.

Las proyecciones de esta jornada, también han contado con dos grandes focos de interés: la película de The Neon Demon, el descenso a los infiernos del mundo de la moda que nos propone Nicolas Winding Refn, y la producción coreana Tunnel, un film claustrofóbico que ha atraído a más de 7 millones de espectadores en Corea del Sur.


En Sitges el tema del tiempo no es un problema. Hay tiempo para todo, a pesar de disponer de una agenda infinita con opciones variadas. Un espectador puede disfrutar de una buena película y, poco después, asistir a una clase magistral. Hoy han tenido lugar dos de ellas, y de dos grandes estrellas del universo cinematográfico. Por la mañana, Christopher Walken ha ofrecido una auténtica lección de cine a un auditorio que le escuchaba sin perder detalle en la carpa Noray del Hotel Meliá Sitges; mientras que en sesión de tarde ha sido Bruce Campbell el que ha entretenido a todos los asistentes a la sala Tramuntana con su buen humor y simpatía.