16/2/16

CABIN FEVER



ESTADOS UNIDOS, 2016

TÍTULO ORIGINAL: Cabin Fever
DIRECTOR: Travis Zariwny
PRODUCTOR: Eli Roth, Evan Astrowsky
GUIÓN: Randy Pearlstein, Eli Roth
REPARTO: Matthew Daddario, Nadine Crocker, Gage Golightly
DURACIÓN: 99 minutos
WEB:
IMDB: http://www.imdb.com/title/tt3832096/

VALORACIÓN5/10

LO MISMO PERO 14 AÑOS DESPÚES 



Como un último adiós al instituto, Jeff, Karen, Paul, Marcy y Bert se embarcan en unas vacaciones a lo más profundo de las montañas. Conduciendo a toda velocidad y con la música a todo trapo, llegan a una remota cabaña para agotar sus últimos días de juventud antes de entrar para siempre en el mundo adulto. Todo marcha sobre ruedas hasta que alguien se pone enfermo. La piel de Karen empieza a llenarse de ampollas y a quemarse como si algo creciera dentro de ella. Asustados ante el horror, el resto de los compañeros asisten incapaces al deterioro de la chica. Temerosos de ser contagiados, empiezan una lucha contra la enfermedad que les llevará a enfrentarse y matar a todo aquel que se acerque, aunque sea su mejor amigo.

Poco o nada se supo de esta nueva versión de la opera prima de Eli Roth hasta semanas antes de su limitado estreno en cines y en plataformas digitales. Un par de imágenes sueltas y alguna declaración puntual era lo único que había para hacerse una idea de lo que íbamos a encontrar en el enésimo intento de rehacer una obra que además de ser relativamente actual (la original es de 2002) a simple vista no necesitaba un lavado de cara. Pocos días antes de su salida vio la luz un trailer que no hacía más que confirmar lo que todos imaginábamos; Cabin Fever (reboot) no parecía tener nada nuevo que aportar más allá de hacer el clásico remake “copy paste” y con la típica baza de contar con algo más de presupuesto. Una vez visto queda confirmado que todos nuestros presagios eran reales y que como remake, Cabin Fever es tan absurdo como inútil. La parte buena es que al menos no estamos ante un desastre del nivel de otros reboot actuales (véase Martyrs) y que los ingredientes principales de la original aquí también se mantienen: ritmo rápido sin demasiados rodeos, personajes estúpidos que no despierten empatía, ampollas supurantes y sangre salpicando aquí y allá sin descanso.

Mi recuerdo del film de Roth a día de hoy es bastante vago más allá de cuatro escenas clave y el rollito general de la película, así que me ha sido fácil dejarla un poco de lado y centrarme en este remake como un título independiente (de ahí que apruebe) lo que le ha sumado algún punto ya que, repito, como remake es de lo más innecesario que he visto en bastante tiempo, y eso que como ya he dicho otras veces no tengo ningún problema con los remakes.  También quiero apuntar que en mi caso tengo más y mejor recuerdo de la secuela dirigida por Ti West (aunque él reniegue de ella) y su mezcla de humor escatológico con gore guarro y exagerado. Ojo que la primera en general me gusta, pero la segunda me tira mucho más. Soy así de raro.

Terminados ya los apuntes personales y centrándome en la película como mero entretenimiento creo que Cabin Fever cumple sin sobresalir demasiado pero manteniendo un nivel general bastante potable para tratarse de una historia que no és que todos la conozcamos ya de sobra, es que uno ya no sabe de qué película le suenan cada escena que sale. Siendo un remake esto no debería ser criticable, pero desde 2002 hasta hoy la cantidad de títulos con el mismo inicio son tantos, que és imposible no comparar unos con otros a la hora de abordar las mismas situaciones. En ese apartado la película queda bastante simplona. No destaca en nada aunque tampoco aburre y lo más probable es que si te gustó la original esta, por estadística, también lo haga aunque sea en menor medida por la falta del factor sorpresa y del toque característico que le da Roth a sus obras (y es que por mucho que se reutilice el mismo guión el toque personal de cada director es diferente), ya que es lo mismo pero con una estética más actual y por qué no decirlo, con un aire algo más comercial.
La obra, al igual que su original, és generosa en cuanto a gore y sangre se refiere. Si es cierto que pierde parte del aire desagradable y sucio que tenía para tirar de unos efectos algo más “pulcros” (cosas de presupuesto supongo) pero aun así, cumple bien en ese apartado. También encontramos a un grupo de amigos tan típico y estúpido como el de su predecesora con muchas ganas de remarcar que toman las peores decisiones en todo momento. El ritmo es ágil y el meollo empieza pronto, sin dar demasiados rodeos. Todos sabemos lo que queremos ver, el director lo sabe y por suerte no tarda mucho en empezar. Otra cosa que destacaría en el apartado de la sangría es que, a simple vista, no parece que haya efectos digitales en ningún momento, cosa que le suma puntos para que las mutilaciones seas mucho más impactantes.

Por desgracia, esto es todo lo positivo que he podido encontrar en ella. Como ya he dicho y repito otra vez, Cabin Fever falla estrepitosamente a la hora de valorarla como remake ya que no sólo no aporta nada (por nada digo ni siquiera un plano nuevo) que no hayamos visto ya ni le da una vuelta a la idea o a la temática de la película, simplemente la repite con una técnica correcta y además no arriesga lo más mínimo. El apartado artístico tampoco sale muy bien parado, ninguno de los actores llegó a decirme nada y me importaba bien poco su destino. El que menos, era inexpresivo pasara lo que pasara y el que más, sobreactuaba tanto que no había por donde cogerlo. No es que en la original fueran candidatos al óscar, ni mucho menos, pero es que aquí no se salva ni uno de la quema (ni el quemado, haciendo un chiste fácil).  
No se me ocurre mucho más que decir de ella. En rasgos generales sí que es cierto la cosa para mí pintaba muchísimo peor de lo que al final ha sido, pero aun así la cinta no deja de ser un título más que quedará en el olvido en cuestión de días, cosa que no pasaba con la original pese a no ser tampoco una gran película. Nos encontramos ante el clásico remake hecho por hacer que en su defensa puedo decir que conoce el producto que versiona y sabe dar lo mínimo que uno esperaría de él, aunque sin sobresalir demasiado en nada y quitándole todo el rollo sucio y trash que le daba Eli Roth a su opera prima, dejándolo en algo más corriente.

Motivos para verla: Si sabes dejar de lado que estas ante un remake de Cabin Fever y eres capaz de simplemente verla como una película de jóvenes, cabañas e infecciones puede que como mínimo pases un rato entretenido con ella sin demasiadas pretensiones. A nivel de sangre, gore y efectos especiales sale bien parada; es generosa y abundante que es lo que en el fondo buscamos en un título como este. No se anda con rodeos ni se va por las ramas con subtramas que no nos interesan y nos da lo que estamos buscando durante su hora y media. 

Motivos para esquivarla: Como remake, reboot o como quieran llamarla no vale nada. No sólo no sabe mantener el espíritu de la original (sucio, desagradable y gamberro) sino que además da la sensación de que se toma demasiado en serio a sí misma. No aporta nada nuevo más allá de un cambio mínimo y sin relevancia en algún momento puntual y el apartado artístico, sobretodo el casting, parece elegido a ojo y sin ganas. El sello de Eli Roth se echa en falta y en el fondo es otro ejemplo (y cada vez van más) de como NO se debería hacer un remake. 

4 comentarios:

Alimaña dijo...

Esta noche le echaré un vistazo, aun siendo un remake me seduce mucho.

Saludos

nikofb dijo...

Buenas Alimaña!!

Si consigues olvidarte de que existe la original no está mal para pasar el rato pero si no, és lo mismo de hace 14 años pero con un lavado de cara y más presupuesto y menos gracia.

Eso sí sangre y ritmo no le faltan. Que la disfrutes!

Un saludo!!

HateLove dijo...

Como remake es una basura... lo mismo que hace diez años pero sin ningún tipo de habilidad en la dirección ni cariño por el genero, un producto rápido para sacar dinero fácil.

Si lo valoramos como si no existiera la original se merece el aprobado, ya que la historia pese a ser típica engancha, los efectos son potentes y los personajes están bien definidos.

Saludos!

nikofb dijo...

Otra en la que coincidimos!

Como remake es un desastre sin sentido y sin ninguna gracia ni añadido. Pero como película no la veo tan mal y sin sobresalir pasas el rato y el gore abunda, que és lo que uno busca en una cinta así.

Un abrazo crack!!