21/8/14

13 SINS



ESTADOS UNIDOS, 2014

TÍTULO ORIGINAL: 13 Sins
DIRECTOR: Daniel Stamm
PRODUCTOR: Kiki Miyake, Steven Squillante
GUIÓN: David Birke, Daniel Stamm
REPARTO: Mark Webber, Ron Perlman, Rutina Wesley
DURACIÓN: 93 minutos
VALORACIÓN6/10

TODO POR LA PASTA



Varias han sido las películas que han querido mostrarnos los límites de la codicia humana y hasta donde es capaz de llegar una persona por una importante suma de dinero. El último ejemplo que había visto hasta la fecha era Cheap Thrills, un excelente thriller repleto de humor negro en el que vimos como dos personas son capaces de hacer cualquier locura que se les plantee a cambio de un buen fajo de billetes.


La nueva propuesta de “todo por la pasta” nos llega bajo el titulo de 13 Sins. El film está dirigido por Daniel Stamm y es un remake de una película tailandesa del año 2006 titulada 13 Game Sayawng.

Elliot Brindle (Mark Webber) no es un hombre demasiado afortunado: acaba de perder su trabajo, las deudas le acechan, su padre esta arruinado y su hermano sufre un retraso que hace que no se pueda valer por el mismo. A todo esto debemos sumarle que está a pocos días de contraer matrimonio y que está esperando su primer hijo, vamos un panorama perfecto.


Pero su suerte parece cambiar cuando recibe una misteriosa llamada que le ofrece una pequeña cantidad de dinero a cambio de realizar un par de pruebas insignificantes, algo a lo que accede y logra sin demasiada complicación sumando ese importe a su cuenta bancaria.

A continuación se le ofrece la oportunidad de participar en un juego en el que puede ganar una suma de dinero que solucionaría su vida y la de los suyos, lo único que debe de hacer es superar las 13 pruebas que se le planteen, de las cuales ya ha superado dos sin despeinarse.

Elliot asume el reto y desde ese mismo momento se masca la tragedia…vemos como el nivel de exigencia de las pruebas se eleva hasta límites insospechados, y la persona pasa de ser persona a convertirse en un ser irracional movido como un títere por el olor del dinero.


También se intenta introducir una subtrama policial que no acaba de funcionar en ningún momento pese a la elección de Ron Perlman como detective encargado del caso, y es que todo el interés de la película se basa única y exclusivamente en ir conociendo las diferentes pruebas y ver como el protagonista es capaz de superarlas.

El desenlace no acaba de funcionar, y es que pese a que la resolución no es mala uno se cansa de tanto giro y giro previo en busca de sorprender constantemente al espectador, esta claro que si lo haces tantas veces en alguna voy a caer!


La sensación final tras el visionado de 13 Sins es que si…pero no…Vamos a explicarnos; 13 Sins funciona gracias a lo interesante de su planteamiento, al interés en conocer cada una de las nuevas pruebas y donde está el límite del protagonista, a la sencillez de su trama y su fácil visionado apoyado en su escasa hora y media de duración y a sus toques de humor negro que consiguen relajar situaciones realmente tensas.

Pero por el contrario tenemos la sensación constante de que en ningún momento se ha querido arriesgar en exceso y que el film no acaba de explotar como debería, convirtiéndose en una película demasiado simple para una premisa tan atractiva.