5/12/12

THE BUNNY GAME



ESTADOS UNIDOS, 2010

TÍTULO ORIGINAL: The Bunny Game
DIRECTOR: Adam Rehmeier
PRODUCTOR: Rodleen Getsic, Adam Rehmeier
GUION: Rodleen Getsic, Adam Rehmeier
REPARTO: Rodleen Getsic, Jeff F.Renfro, Gregg Gilmore
DURACIÓN: 76 minutos

VALORACIÓN: 7.25/10

TODA UNA EXPERIENCIA MENTAL



Me gustaría dejar claro que no suelo ver cine de este tipo, con lo cual no tengo mucha idea de cómo analizarlo y dar una opinión acertada sobre él. Realmente y si soy sincero, ni siquiera sé cómo se llama este género. Tengo claro que terror no es, horror podría ser acertada, o porno gore pero casi sin una cosa ni la otra? Vamos que no tengo ni idea de cómo referirme a ella.

The Bunny Game no es una película normal y corriente, no es a lo que uno (o por lo menos yo) está acostumbrado a ver para pasar un rato entretenido. El film no te cuenta una historia sino que te hace sentirla casi sin necesidad de diálogos, todo queda transmitido a la perfección solo con sus desagradables imágenes (en el buen sentido). Es una experiencia que no será del agrado de todo el mundo y aunque se le puedan criticar varias cosas, cumple de maravilla con su propósito, que creo que no es otro que el de impactar y horrorizar al espectador.  


El argumento se resume a un personaje, Bunny, una prostituta drogadicta y asqueada que un día de trabajo como cualquier otro, es secuestrada por un camionero con muy mala pinta.

Solo con su primera secuencia, ya nos damos cuenta de que lo que vamos a ver no es apto para estomagos sensibles, presentandonos de una forma bastante bruta a nuestra protagonista y dandonos a entender la miserable vida que lleva. Sexo explicito, drogas, alcohol y demas substancias nocivas abundan en esta parte, pero es gracias a la manera en que todo esta rodado y montado que impacta mucho mas de lo que parece a priori. La fotografia en blanco y negro que se mantiene de la misma forma durante todo el film es un gran acierto, dando un toque mas independiente y sucio a todo lo que se ven en pantalla, que no es poco. 
 
Tambien destaco, como he dicho antes la narración, en la que no se nos explica lo que le ocurre a Bunny, si no que se nos muestra de una manera muy directa, tanto que podemos hasta sentirlo y eso, para bien o para mal, es admirable. El film quiere que sintamos cada escena, no que la veamos desde fuera, y es gracias a ello que el conjunto funciona, ya que si se hubiera hecho como un film convencional, posiblemente hubiera sido de lo mas aburrido. 


Una vez aparece el camionero, el film se convierte (como pone en el subtitulo) en un puñetazo directo a nuestros sentidos, transmitiéndonos solo con un par de planos y sin diálogos más de un sentimiento, desde cautela hasta miedo y por lo menos en mi caso, bastante asco.  

Ese es uno de los principales motivos por los que no sé muy bien como valorar esta cinta, y es que no sé si sentirse horrorizado y asqueado es señal de que la película que estoy viendo me está gustando, a pesar de cumplir con su cometido. Realmente si alguien me pregunta si se la recomiendo, diría que en mi opinión, no es algo agradable de ver ni de digerir, pero si eso es lo que se busca con este cine, entonces sí que puedo decir que estamos ante una buena película dentro de su género particular. Sé que el párrafo es un poco complicado de entender pero ya os digo que no entiendo mucho del tema y no sé muy bien cómo explicarlo.


Informándome un poco sobre ella, puede ver que todo lo que se muestra en la película, exceptuando el consumo de drogas y bebidas alcohólicas, es cien por cien real. Es decir, que tanto golpes, como heridas, torturas, humillaciones y abusos sexuales se hicieron de verdad (supongo que de manera algo más moderada) con lo cual no esperéis grandes dosis de sangre, porque yo cometí el error de crearme esas expectativas y después me quede con las ganas. Hay violencia de esa que deja miga, pero es todo psicológico. Este asesino destroza mentalmente a sus víctimas (y en una pequeña parte, también a los espectadores), pero eso no quiere decir que no veamos violencia física, la hay, pero no es la protagonista de la función.

Teniendo en cuenta que todo lo que vemos es supuestamente real, y a pesar de que se note que su origen no es el cine convencional, Rodleen Getsic transmite bien todo lo que requería el personaje de Bunny. Tanto en su vida diaria como durante el secuestro nos hace testigos de todo el drama que tiene que vivir. También cumple de maravilla Jeff F. Renfro como Hog, el repulsivo camionero que nos deleitará con cincuenta minutos de horror sin pausa. 


Su director, Adam Rehmeier no contento con ofreceros una buena dosis de degradación humana, decido mostrarnos (a modo de flashbacks) una tortura ya pasada a otra chica. Vamos que por si alguien no tenía suficiente con una, nos mete una segunda dosis de paliza mental. 
  
The Bunny Game es un film del que no he podido casi sacar ninguna conclusión, más que sentirme horrorizado y asqueado por lo que he visto. Durante su visionado lo único que quería era que terminara de una vez esa tortura, tanto para mí como para Bunny. Diciendo esto y dejando claro que no tengo ni idea de cómo calificar un film de este tipo, puedo decir que no se la recomiendo a nadie que quiera pasar un rato entretenido y divertido, mucho menos agradable y tampoco creo que sea adecuada para ver con la novia. Pero lo que tengo claro es que no se puede decir que no cumpla con su objetivo de agobiar e incomodar al espectador. 

Mi consejo para verla es saber lo que buscas en ella, y aunque seguramente no la vuelva a ver ninguna otra vez, creo que dentro de su género (sea cual sea) está bastante bien conseguida. 


5 comentarios:

Rondi (Alberto Rguez Carmona) dijo...

Solo el trailer te deja a cuadros... Y que presupuesto debía tener la película, por que mucho dinero no creo que cobraran las actrices para semejante burrada... Aunque bueno, es ficción, espero, y también hay mucho cine de contenido pornográfico esplícito muy violento donde las actrices tienen un caché elevadísimo...no se, hay películas que asustan que sean rodadas y como lo son. No voy por el tema de la censura, ojo, solo que hay perversiones que acojonan...y lo peor no es que lo rueden, si no que hay gente en el mundo real que es capaz de cometer tales atrocidades... Horror en aumento...

HateLove dijo...

The Bunny Game te sumerge durante sus 76 minutos en su dolor y sufrimiento, no existe nada más a tu alrededor, para mi fue una autentica experiencia.

Una de las películas que han conseguido destrozarme mentalmente, y te puedo asegurar que eso no es nada fácil.

Como tu bien dices una experiencia mental que no dudo en recomendaros!
Un abrazo crack!

nikofb dijo...

Buenas Rondi! coincido con todo lo que has dicho, The Bunny Game es de esos films que ademas de por lo que nos muestra, asusta por la manera en la que ha sido rodado.

Buenas HateLove! ya somos dos a los que dejo tocados. Es mas aunque dentro de sus propositos es una buena pelicula y eso no lo dudo, como bien pone en la reseña no creo que quiera revivir la experiencia nunca mas.

Un saludo y gracias por pasaros!

Malc Mmm dijo...

es una película estúpida, malas actuaciones, violencia sobreactuada, sexo sin gracia, la transición es malísima es tan mala que da risa, quieren crear a un psicópata con clichés de lo mas básico, no hay alma no hay fondo no hay nada.

HateLove dijo...

Buenas Malc!

Como vese por aquí no opinamos lo mismo sobre la película, ya que a nosotros si consiguió convencernos y retorcernos en nuestros asientos.

Se agradece mucho otra opinión y visión como la tuya.

Gracias por comentar!