9/1/14

KICK-ASS 2: CON UN PAR



ESTADOS UNIDOS, 2013

TÍTULO ORIGINAL: Kick Ass 2
DIRECTOR: Jeff Wadlow
PRODUCTOR: Adam Bohling, Tarquin Pack, Brad Pitt
GUIÓN: Jeff Wadlow (Cómic: Mark Millar, John Romita Jr.)
REPARTO: Chlöe Grace Moretz, Aaron Tyler-Johnson, Jim Carrey
DURACIÓN: 103 minutos

VALORACIÓN: 7.5/10

PATEANDO CULOS DE NUEVO



Todos conocemos la coletilla de “segundas partes nunca fueron buenas”, de hecho es muy posible que yo misma la haya usado unas cuantas veces, pero esta vez la cito no para reafirmarla sino para mostrar que en muy contadas ocasiones segundas partes no solo no son malas sino que pueden incluso competir con la primera.

Igual me he pasado un poco, pero tampoco es que recuerde demasiado la primera parte, sé que me dejó buen sabor de boca pero poco más, ahora bien, creo que con esta segunda entrega he disfrutado el doble y la explicación es muy sencilla: Hit-Girl ya no es una secundona más.


Es verdad que el que lleva la voz cantante es Kick Ass y esta vez no va a ser menos, pero no sé si por cuestiones de fidelidad al cómic (pendiente de lectura) o porque vieron en ella una buena oportunidad, le han dado el derecho de compartir protagonismo  a la peli-violeta lo cual se agradece porque a mi modo de ver es un personaje más interesante y quizás incluso más carismático, no sé si es por ver a una adolescente (menudo estirón ha pegado) pegar leches como panes o  por qué será pero es que es aparecer y comerse la escena, incluso cuando parece que va a ceder y adaptarse al mundo de las nenas al más puro estilo Chicas Malas, en el que momentáneamente pierdes la fe (todo sea dicho) sabe salir dándolo todo e incluso un poco más, no perdiendo ese aire bad-ass ni siquiera en los momentos más sentimentales, ella es sin duda LA película.

Pero bueno es Kick Ass quien da nombre al film y por algo será, es más adulto y las pasa más canutas pero en el fondo sigue siendo el mismo, hasta repite los mismos momentos, es un personaje que no ha evolucionado y por mucho que lo intente o nos quieran hacer creer, nunca podría ser un fenómeno de masas. Todo lo contrario que el malo maloso que ya no se llama Red Mist sino Motherfucker en un alarde de originalidad, que puede que solo sea un bufón pero sigue siendo más divertido y llamativo que el propio Kick Ass.


Además aparte de todos ellos aparecen un montón de gente disfrazada como si de una convención de cosplay se tratara; a destacar dos por el juego que dan y que gracias a ellos tenemos los momentos más violentos: por un lado está Coronel Estrellas y Barras (Jim Carrey) un personaje bastante prototipo pero no por ello despreciable y sobre todo Mother Russia (Olga Kurkulina)  la más mala entre los malos que sale poco pero cuando lo hace, arrasa.

No me queda gran cosa que añadir: el argumento es primo hermano de la anterior, buenos contra malos, quizás con un poco más de humor por medio y menos Nicolas Cage que eso siempre ayuda, algún que otros cliché que se escapa y poco más. Entretenimiento puro y duro pero sin insultar a la inteligencia del espectador y, a pesar de ser superhéroes adolescentes, como ya digo hay bastante más sangre de por medio de la que uno se podría esperar. 

Mucho mejor que X-Men 3, X-Men Orígenes: Lobezno y Daredevil juntas.