31/1/13

CUTRE CON II


El pasado fin de semana se celebró en Madrid la segunda edición del festival de cine cutre organizada por la web Cinecutre.com

Si en la anterior ocasión hubo tan solo una sesión, esta vez pudimos disfrutar de una sesión doble. La primera tuvo lugar de 12 a 14:30, y la segunda de 16 a 22:30, más o menos. El público abarrotó el Auditorio de la Casa del Reloj; poco tiempo después de la apertura de puertas, las entradas estaban ya agotadas para el pase de la tarde, lo que demuestra que la gente tenía ganas del evento después del buen sabor de boca que dejó la edición anterior.

En esta ocasión los asistentes pudieron deleitarse con tres filmes de ínfima calidad en la primera sesión: 007 Squad, Anastasia y Miami Connection; para la segunda, otros tres. Aquí dejamos una breve reseña de todas ellas:


Esta cinta animada fue sin duda un buen pistoletazo de salida para lo que nos esperaba. Raccord, guion, calidad en la animación… son palabras que cualquier film para niños debería tener. Pero este no lo tiene. Todos los fallos que os podáis imaginar en una producción animada aquí están presentes a lo largo de todo su metraje.

El film coreano intentaba ser la respuesta animada a la mítica serie animada Comando G. En un alarde de originalidad, los creadores decidieron bautizar a la cinta con el inesperado nombre Comando M. Cuatro jóvenes utilizarán sus habilidades para el combate para evitar que unos malvados intenten dominar el mundo. Además, cuentan con la ayuda de un sabio profesor que ha creado la “aleación Q”, el material del que está hecho el robot 007.


La película se disfruta mejor en compañía de amigos dispuestos a la carcajada; intentar verla por vuestra cuenta puede resultar mortalmente aburrido. Afortunadamente el visionado gana bastante cuando lo haces rodeado de gente con ganas de disfrutar de una producción de calidad infame.


Anastasia fue una de las múltiples sorpresas que nos tenían guardadas los organizadores de la Cutre Con (la llamada “película sorpresa”). Tal vez recordéis un vídeo de Loulogio en el que nos mostraba imágenes de la película Hércules, una producción animada casposa y cutre a más no poder. Pues bien: los asistentes pudieron disfrutar, por así decirlo, de una película del mismo estudio; en este caso, la famosa historia de la hija del zar Nicolás II.

Si la animación de la anterior cinta era mala, la de esta es peor. Mal dibujada, con fondos muy mal hechos, un guion inexistente… Pero lo que sorprendió sin duda alguna a la audiencia que asistía estupefacta a su visionado fue la aparición por sorpresa de personajes ajenos a la historia. A no ser que esté confundido, dudo mucho que Bambi, Tambor o El Rey León formen parte de la historia, pero puede que nos lo hayan ocultado hasta ahora y esta cinta arroje algo de luz sobre un período oscuro y desconocido de Rusia.


Se trata de una producción de acción en inglés y subtitulada por Yulifero, a quien debemos otros grandes trabajos como las versiones turcas de Superman y Star Wars o la genial The Room, dirigida, protagonizada y guionizada por Tommy Wiseau.

Un grupo de jóvenes rockeros y aficionados a las artes marciales han de hacer frente al hermano de la novia de uno de sus miembros y a una banda de ninjas que en sus ratos libres trafican con drogas.


La interpretación de esta peli da risa, y cuando trata de ser dramática provoca el efecto contrario. Tal y como he mencionado, lo que le hace ganar enteros es el subtitulado: en mitad de una canción del concierto de nuestros héroes leemos “no hay nada mejor que patear ninjas” o “beber pacharán mola”. Algo magistral. Al menos tiene una duración corta, poco más de hora y veinte por lo cual no se hace muy pesada, algo imperdonable en el género de acción.

Antes de la sesión de tarde los organizadores nos tenían preparada otra sorpresa, un cortometraje protagonizado por el redactor Cacaman que narraba su odisea para llegar al evento. El corto parodiaba algunas producciones que nos han llegado de un tiempo a esta parte como Crepúsculo, Tiro en la cabeza o Holmes y Watson Madrid Days.

Tras ello, una audiencia con ganas de más subproductos siguió disfrutando de la sesión de tarde, compuesta por No vayas al bosque sola, El vástago de Drácula y La nave de los monstruos; resumimos también estas tres.


Cuatro jóvenes van de excursión a un bosque donde ronda un asesino que no tardará de hacer de las suyas… Cinta de un presupuesto bastante bajo, con actuaciones lamentables y muertes violentas, este film fue uno de los primeros del género slasher en llegar a las pantallas de cine, poco después del primer Viernes 13 o La Noche de Halloween. Dos aspectos destacables: el asesino, que parecía un antepasado de Radagast el Pardo, y el orondo sheriff, un zote incapaz de hacer nada a pesar de que se están produciendo asesinatos.

Al más puro estilo de la performance de Rocky Horror Picture Show, el público estaba invitado a interactuar con la película. Cada vez que apareciese el sheriff debía desatar su violencia (aunque los insultos y la acritud no cesaron en ningún momento: la Cutre Con parecía, en este punto, una representación de los “dos minutos de odio” de 1984). La sorpresa fue máxima cuando Cacaman subió al escenario disfrazado como representante de la ley e interactuando con la audiencia. Una peli olvidable a pesar que tiene sus defensores. En mi opinión hay producciones mucho más interesantes y ambientadas en el mismo género, pero para echarse unas risas con los amigos es una buena opción.


Me cuesta mucho resumir la sinopsis de esta película porque hice grandes esfuerzos para no dormirme o cortarme las venas durante su visionado. Es una película india sin gracia, coherencia y con argumento que se resumiría en quince minutos (unas brujas deciden traer al hijo del diablo a la tierra para que maten a un proxeneta que las tenía explotadas. Éste se descontrola y empieza a matar a gente inocente y por ello, deciden matarlo), si no fuera por el añadido de minutos y minutos de señoras bailando. Una película horrible y olvidable que los mismos organizadores del evento calificaron de «castigo» para los asistentes.


Esta película arrojó dos sorpresas que fueron muy agradables: por un lado, colocó un punto y final muy acertado al evento, ya que no se le puede calificar como cutre y por tanto, ni cansó ni fastidió. Es una comedia familiar bien dirigida y diseñada, y con un elenco de actores que lo hacen de maravilla -sobre todo su protagonista, que irradia una personalidad y carisma que a muchos les gustaría tener actualmente-.Además, los organizadores tuvieron la original y divertida idea de incluir, en los momentos musicales, a un trío de auténticos mariachis que maravillaron a los asistentes y provocaron un estruendoso y merecido aplauso. 

2 comentarios:

Arion dijo...

Buen post y sí que es un curioso grupo de títulos. Quería decirte que acabo de comentar en mi blog varias películas que ya has visto, entre ellas "Trailer Park of Terror".

www.artbyarion.blogspot.com

HateLove dijo...

Buenas Arion!!

Me doy un paseo por tu “casa” a ver que películas me encuentro!

Un abrazo!