14/9/15

SITGES 2015 - SECCIÓN SEVEN CHANCES


Seven Chances es el espacio de la crítica en el Festival de Sitges –la programación se elabora en colaboración con la Associació Catalana de Crítics i Escriptors Cinematogràfics (ACCEC)– y un año más reúne siete títulos imprescindibles que, pese a su interés cinematográfico, no habían llegado a las grandes pantallas de nuestro país.


A pesar de su título, The Comedy de Rick Alverson no es una comedia sino un retrato ácido, nihilista y particularmente incómodo de la sociedad americana que sigue los actos vandálicos y amorales de un grupo de personajes adinerados, crueles, jóvenes y aburridos que buscan excitación en sus vidas a costa de los demás. Una relectura, en cierto modo, de Los idiotas de Von Trier en un entorno hipster (uno de los actores es el líder de LCD Soundsystem James Murphy). The Comedy constata el talento de Rick Alverson, que con cada nuevo filme da otra vuelta de tuerca al concepto de comedia estadounidense. Lo podréis corroborar descubriendo también su título más reciente, Entertainment, que llega a Noves Visions después de pasar por los festivales de Sundance y Locarno.


El húngaro György Pálfy -viejo conocido de Sitges, donde en 2006 presentó un plato no apto para estómagos delicados como Taxidermia- vuelve al Festival con Free Fall, una historia coral surrealista donde se entrecruzan las trayectorias de varios personajes, vecinos todos ellos, que viven instalados en situaciones absurdas. Los protagonistas son desde una mujer que se tira desde la azotea sin sufrir ni un rasguño hasta una pareja envuelta en plástico y obsesionada con la limpieza y la seguridad.


Jamin Winans dirige The Frame, un film sorprendente que podría situarse en el terreno del thriller si no fuera porque va más allá y lleva a cabo una interesante aproximación a la ciencia ficción, evitando con astucia los clichés propios del género. Una oportunidad única para descubrir, en doble sesión, la obra de uno de los directores más creativos del cine independiente norteamericano, la imaginación y el interés por lo fantástico del cual se ha comparado con la de Christopher Nolan. La sesión se completará con Ink, el primer largometraje de Winans, imprescindible para captar el talento de un cineasta que ha creado un mundo completamente al margen de la industria.


Ayudante de dirección de Andrei Tarkovski en Stalker, Konstantin Lopushanski ha desarrollado una carrera con pocos pero rotundos títulos como Dead Man's Letters (1986) y The Ugly Swans (2006). Su último filme, The Role, es una propuesta inclasificable. Cine de época, reflexión sobre las obsesiones, los dobles y la capacidad para transformarnos en otro, The Role está ambientada en la Rusia de principios del siglo pasado y narra la historia de Nikolai, un actor brillante que decide asumir el papel de otra persona, un líder revolucionario.


Un año más, Seven Chances vuelve al western, esta vez de la mano de uno de los antiguos integrantes del Dogma 95, Kristian Levring, que firmó The King Is Alive (2000). Con un marcado acento danés, The Salvation explora la pulsión violenta inherente en el género a través de la historia de un colono proveniente de Dinamarca que emprende la venganza contra los bandidos que asesinan a su esposa y a su hijo recién llegados a Estados Unidos. La película reúne a dos intérpretes adorados por cualquier fan del fantástico: Mads Mikkelsen y Eva Green.


Michel Houellebecq se deja arrastrar a una experiencia radical por Gustav Kervern y Benoît Delépine en Near Death Experience. El tándem de directores franceses, que han trabajado con monstruos de la pantalla como Yolande Moreau en Louise-Michel o Gérard Depardieu en Mammuth, convierten al escritor en un empleado de una compañía telefónica que se adentra en la montaña con el objetivo de suicidarse. Mucho más que una película al servicio de la estrella terrible de la literatura francesa, Near Death Experience funciona como un poema fílmico alrededor del peso del vacío existencial en el frágil y heterodoxo cuerpo de Houellebecq.


Seven Chances rinde homenaje a Giulio Questi, uno de los nombres de culto del cine fantástico europeo, desparecido el año pasado, con la recuperación de Arcana (1972), una pieza que él mismo definía como “fantástico-etnográfica”, protagonizada por Lucía Bosé, donde se lleva a cabo un retrato implacable de la Italia de los años de plomo a través de la enfermiza relación entre una presunta médium y su hijo, dotado de poderes psíquicos genuinos.

Como es habitual, todas las sesiones de Seven Chances serán presentadas por un crítico miembro del ACCEC.

3 comentarios:

LoFelip dijo...

Vaya currazo, se agradece! Sabes si Assassination (Choi Dong-hoon) y The Boy and the Beast se proyectan.

Momoshi dijo...

Ambas aparecen ya en las parrillas de programación!!
Estas de enhorabuena!

LoFelip dijo...

Sí esta mañana lo he visto. The Boy and the Beast la podré ver, la otra imposible.