22/9/12

BREATHLESS



ESTADOS UNIDOS, 2012

TÍTULO ORIGINAL: Breathless
DIRECTOR: Jesse Baget
PRODUCTOR: D.Roth, M.Holder, C.Holder, P.Goldfine
GUION: Jesse Baget, Stefanis Moscato
REPARTO: Gina Gershon, Kelli Giddish, Val Kilmer
DURACIÓN: 92 minutos

VALORACIÓN: 8.5/10

PROBLEMILLAS DOMÉSTICOS



Como deshacerse de un cadáver de manera fácil, rápida y limpia? Esta es la pregunta que se hacen las protagonistas de Breathless; Lorna y Tiny, dos amigas que una tarde cualquiera descubren que Dale, el marido de la primera, es el atracador más buscado del estado de Texas y que esconde todo el dinero para él. Ellas, en un intento de interrogarlo, terminan matándolo por accidente. Con un cadáver atado a una silla y un sheriff a cincuenta metros de la puerta, el director Jesse Baget nos ofrece una de las mejores comedias negras del año.  

Aunque en un principio parece que veremos una versión tejana de la española Marujas Asesinas, tengo que decir que la trama de esta película no tiene nada que ver. La verdad es que bien podría ser una obra de teatro, ya que toda la acción ocurre con no más de cinco actores y un par de localizaciones, pero no por eso la película se hace pesada ni repetitiva, y esto se debe a sus entretenidas batallas verbales.


Al terminar de asimilar la situación, nuestras protagonistas, como cualquiera en su pellejo, deciden deshacerse del cuerpo, pero mientras planean como llevar a cabo la labor, las cosas se complican aún más con la aparición del sheriff Cooley, obligándolas a actuar más deprisa si no quieren que las pillen con el culo, o en este caso el muerto, al aire

Como buenas amas de casa que son, deciden resolver todo el percal con sus conocimientos del hogar, con esto quiero decir que cualquier utensilio domestico sirve para hacer desaparecer un cuerpo: cuchillos eléctricos, de carnicero, legía, el picador de restos del fregadero, una batidora...  cualquier cosa que encontraríamos en lo que Lorna llama una cocina decente. Si comenzaba como algo simple, sencillo y sin mucho riesgo, la situación ira complicándose según pasan los minutos, a la vez que ambas mujeres están cada vez más borrachas (nada mejor que el whisky para afrontar el percal) y con menos tiempo para solucionar todo el embrollo que tienen liado.


No diré más del argumento porque me sería imposible hacerlo sin SPOILERS y creo que es mejor que os dejéis sorprender como lo hice yo. Una de las virtudes de esta película es que aunque podríamos creer que estará alargada de una manera exagerada para llegar a la hora y media, consigue mantener el interés y es que tanto la trama como la propia película no son tan simples como intentan hacernos creer.

La historia es más complicada de lo que parece, siendo el asesinato de Dale el desencadenante de situaciones que pondrán al limite a estas dos mujeres, por no hablar de las cantidades industriales de mierda (o trapos sucios como prefiráis) que se echaran en cara; y es que cuando dos amigas se sinceran la una con la otra, pueden pasar cosas mucho peores que tener un cadáver desmembrado y desperdigado por todo el salón.


La ambientación ochentera está muy lograda, dándole un toque más de cine independiente y como he dicho más arriba, el guion, los diálogos y las conversaciones son lo suficientemente entretenidos de ver como para no hacer que nos aburramos ni nos cansemos de ver todo el rato el mismo escenario y los mismos personajes, metiendo algún giro o revelación en el momento indicado como para que el ritmo de la película se mantenga interesante. Nada de esto funcionaria si no fuera por el casting de la película, donde la química entre las actrices principales se nota a leguas y las apariciones de unos peculiares pero acertados secundarios la hacen más amena de ver.

El reparto está encabezado por una estupenda Gina Gershon, quien a pesar de los años sigue estando estupenda  y una más que correcta Kelli Giddish, que le pone las suficientes ganas por para estar a la altura de su compañera, ambas estupendas cada una en su rol. Gina como la meticulosa y planificadora Lorna y Kelli como la inocente y algo menos astuta (vamos, que es tonta, pero de una manera que se hace hasta entrañable) Tiny.


El film queda redondo si le añadimos la aparición de secundarios como Val Kilmer (aunque sale más muerto que vivo), Wayne Duvall o Ray Liotta, que teniendo en cuenta lo poco que salen, es suficiente como para lucirse y levantar los tramos que por una cosa o por otra, se pudieran hacer más pesados.
Poco más puedo decir de Breathless, la vi sin esperar gran cosa y termine encontrándome con una comedia negra más que aceptable, a la altura de clásicos de los noventa como Very Bad Things o la más desconocida La Última Cena (curiosamente ambas con Cameron Díaz) que me saco más de una sonrisa y consiguió sorprenderme con las complicaciones de la trama, siendo una película mucho más compleja de lo que nos pueda parecer y con un tramo final que es tan caótico como impredecible. Una buena mezcla de mujeres, alcohol, sangre y mentiras; una lástima que títulos como este tengan estrenos tan limitados solo en USA y películas mucho peores llenen nuestras salas semana tras semana.


2 comentarios:

HateLove dijo...

Después de una reseña como esta no tengo otra alternativa que ver la película.

Tengo ganas de humor negro del bueno, espero que no defraude.

Un abrazo Niko!

nikofb dijo...

Si consigues meterte en la historia como lo hize yo, la disfrutaras como un enano xD

Tiene sus buenos momentos, donde piensas cual sera la proxima locura que se les pase por la cabeza a estas dos señoritas xD

Que vaya bien!