17/8/11

COLD FISH



JAPÓN, 2010

TÍTULO ORIGINAL: Tsumetai Nettaigyo
DIRECTOR: Sion Sono
PRODUCTOR: Yoshinori Chiba, Toshiki Kimura
GUIÓN: Sion Sono, Yoshiki Takahashi
REPARTO: Mitsuru Fukikoshi, Denden, Megun Kagurazaka
DURACIÓN: 145 minutos
WEB: http://www.coldfish.jp/index.html
IMDB: http://www.imdb.es/title/tt1632547/

VALORACIÓN: 8.25/10

EL PODER DE LA INVISIBILIDAD




Sion Sono es sin duda alguna uno de los mejores directores asiáticos del momento y con Cold Fish no hace mas que reafirmar su posición.

Este director y poeta nos ha dejado algunos de los títulos mas destacados del cine japonés en los últimos años: Suicide Club, Love Exposure o Strange Circus, y para este año nos tiene preparado un nuevo titulo que esperamos disfrutar lo antes posible, Guilty of Romance (a ver si hay suerte y cae en el Festival de Sitges).

Sono es un director que se caracteriza por no dejar a nadie indiferente, nos ofrece films de un extenso metraje, con personajes extremos, sobreactuados y perversos, características que por supuesto encontramos en Cold Fish.


Bajo la etiqueta de “Basado en hechos reales” nos encontramos ante dos personajes completamente antagónicos con un único nexo en común, los peces tropicales.

Nobuyuki Syamoto (Mitsuru Fukikoshi), es el propietario de una humilde tienda de peces tropicales que regenta junto a su nueva esposa, Taeko (Megumi Kagurazaka), la cual vive atormentada por el mal trato que recibe por parte de su hijastra, Mitsuko (Hikari Kajiwara), y por la monotoneidad de su vida en pareja.

En el polo opuesto nos encontramos con Yukio Murata (Denden), propietario de una espectacular tienda de peces tropicales, la cual utiliza para dar trabajo y cobijo a jóvenes problemáticas para así poder asegurarles un futuro esperanzador.

Murata destaca por su prepotencia y poder de convicción, está inmerso en multitud de negocios truculentos que lleva a cabo conjuntamente con su joven esposa Aiko (Asuka Kurosawa).

La vida de estas dos familias se cruza el día que Murata salva a Mitsuko de la reprimenda de el encargado de un supermercado que la ha pillado robando en su negocio, todo ello bajo la atenta mirada de los padres de la joven.

Murata, esta encantado por haber conocido a un competidor de su sector y no duda en primer lugar en ofrecer trabajo a la joven Mitsuko en su tienda y en segundo de emprender negocios con el Sr.Syamoto.

El problema para Syamoto llega cuando los negocios que le proponen no son tan legales como se suponían, ni el Sr.Murata es la buena persona que aparentaba ser, mas bien todo lo contrario, se ve envuelto en una trama de estafas, asesinatos, coacción y manipulación de la cual no podrá salir sin que ello provoque terribles consecuencias para los que le rodean.

Durante mas de dos horas nos enfrentaremos a la lucha interna de Syamoto para poder convivir con su situación actual y que desembocara en unos últimos minutos totalmente esquizofrénicos e intensos que consiguen golpearnos directamente en las entrañas.


Cold Fish es una pequeña joya, nos muestra de forma muy realista como se puede deteriorar la mentalidad de una persona que vive continuamente bajo una presión extrema que ella no ha buscado.

Resulta perturbador ver el trato que Murata ofrece tanto a Syamoto como al resto de persona que le rodean, les humilla, degrada y fuerza de tal forma que intenta sacar a relucir lo peor de todas ellas.

Las actuaciones están repletas de excesos y sobreactuación, cosa que encaja perfectamente con el ritmo de la película y que nos deja unas actuaciones muy correctas, destacando sobretodo la pareja de protagonistas: Mitsuru Fukikoshi y Denden.


El desenlace del film es realmente impactante, el colofón final perfecto a una trama que te mantiene en tensión durante su extenso metraje y que estas deseando que explote de alguna manera.

Precisamente el metraje de la película es uno de las aspectos negativos que destacan en la mayoría de criticas, aunque debo de reconocer que a mi el film no se me hizo largo ni pesado en ningún momento, durante los primeros minutos tienes la incertidumbre de ver hacia donde se decanta la historia, una vez están las cartas sobre la mesa sigues la historia con un gran interés, y cuando todo puede comenzar a decaer entramos en el clímax final que nos atrapa hasta su último plano.

Sion Sono lo ha vuelto a conseguir, me ha vuelto a sorprender, a cautivar y a hipnotizar con Cold Fish, asi que lo único que puedo hacer es recomendarla a todos y esperar impaciente el estreno de Guilty of Romance,  la película que cerrara la trilogía formada por la aquí comentada Cold Fish y Love Exposure.


2 comentarios:

alcorze dijo...

Sólo he visto Suicide club y me gustó, así que apuntada queda.

HateLove dijo...

Buenas Alcorze!

Pues para mi Cold Fish es muy superior a Suicide Club, por lo que no dudo en recomendártela!

Ya comentaras si finalmente la ves…

Saludos!!