30/8/16

THE MIND'S EYE



ESTADOS UNIDOS, 2015

TÍTULO ORIGINAL: The Mind's Eye
DIRECTOR: Joe Begos
PRODUCTOR: Joe Begos, Graham Skipper
GUIÓN: Joe Begos
REPARTO: Grahan Skipper, Lauren Ashley Carter, Noa Segan
DURACIÓN: 87minutos
WEB: 
IMDB: http://www.imdb.com/title/tt4567486/

VALORACIÓN6/10

LOS 80 ESTÁN DE MODA




Zack Connors y Rachel Meadows nacieron con increíbles capacidades psicoquinéticas. Cuando sus poderes son revelados, se encuentran prisioneros de Michael Slovak, un doctor desquiciado que intenta hacerse con sus poderes. Tras fugarse de esta siniestra institución, se encontrarán huyendo del doctor, que no cesará en su intento de absorber sus poderes.

No descubro nada si os digo que últimamente la cantidad de títulos que aprovechan el tirón de la nostalgia ochentera y/o setentera van en aumento. En los últimos años la lista de películas que utilizan de diversas maneras los recursos de aquella época es bastante larga, sobretodo dentro del cine de terror. La ultima en sumarse a la moda es The Mind's Eye, dirigida por Joe Begos (que ya había tocado el género y las referencias a la época dorada del mismo en 2012 con Almost Human, cinta que todavía tengo pendiente) una cinta de bajo presupuesto que supura años ochenta tanto en su forma como en su fondo. Si algo está claro es que, cinematográficamente hablando, los ochenta han vuelto y tienen intención de quedarse.


El argumento de The Mind’s Eye es bastante sencillo: un extraño y siniestro doctor tiene recluidos en un campamento a varias personas que nacieron con el “don” de la telequinesis (véase mover cosas con la mente) para estudiarlos y utilizarlos para su propio beneficio, hasta que un día tres de ellos deciden intentar escapar, desatando la furia del científico que los buscará y perseguirá quitándose del medio a todo aquel que intente frenar sus planes.

Leyendo esto es fácil que a uno le vengan a la mente varios títulos ochenteros y es que una de las características de la época era el tema de mezclar ciencia ficción y terror en cocteles bastante entretenidos donde el gobierno tenía oscuras intenciones y los freaks debían huir de ellos para intentar vivir libremente. Parece ser que Scanners es el referente más claro según algunas críticas que he leído por ahí, pero como no la he visto no puedo comparar.

Sin ir tan lejos, la actual y archiconocida Stranger Things utilizaba todos estos elementos en una de sus tramas principales, aunque de forma menos burra y algo más Spilbergniana


A parte de las tramas, otra cosa bastante común en los títulos de videoclub de los ochenta eran sus acabados visuales con una iluminación casi de neón (con tonos azules, rojos o verdes) y como no, sus sonidos y músicas a base de sintetizadores. The Mind’s Eye hace lo propio en ambos campos, dándole un estilo muy underground e intentado disimular lo escaso de su presupuesto, cosa que por otra parte no es necesariamente negativo ya que los títulos a los que hace referencia también solían tener sus limitaciones económicas. En general todo el tema técnico y artístico queda bien resuelto y tanto las imágenes como los sonidos consiguen transportar a aquella época que Joe Begos quiere emular con tanto esfuerzo.


Quizá precisamente, uno de los fallos de la cinta sea que su propia naturaleza termina pasándole factura y es que, más allá de lo que he nombrado a nivel de trama y acabado técnico, The Mind’s Eye no tiene mucho más que ofrecer. Las sorpresas son nulas (sobre todo si sois asiduos a las películas de ciencia ficción y terror ochenteras) y eso puede provocar que cuando en pantalla no pasa algo movidito nuestro interés por ella disminuya.

Por suerte Begos parece ser consciente de ello y le da un tono exagerado a la película que va de menos a más hasta alcanzar unas cotas bastante altas de caos y violencia en su último tercio. Si a eso le añadimos además unos estupendos efectos de maquillaje y un buen nivel de gore para poder lucirlos, nos encontramos con que su convencional arranque no es realmente un problema. De por si ayuda a que más tarde, según avanza la trama uno llegue a emocionarse al ver como las cosas van subiendo de intensidad con cada nueva escena.


Los personajes no es que sean un punto fuerte y todos quedan bastante estereotipados y sin mucho desarrollo más allá del protagonista. Quedan reducidos a ser buenos o malos sin más. 

El reparto es variadito y con caras habituales en esto del terror de bajo presupuesto: tenemos a Lauren Ashley Carter (musa del terror indie que hemos podido ver en The Woman, POD, Darling o Jug Face), Larry Fessenden (visto en We Are Still Here, Carnage Park y las mismas POD y Jug Face), Noah Segan (desde Dead Girl y Cabin Fever 2 a las recientes Some Kind Of Hate, Tales Of Halloween y Starry Eyes) y a John Speredakos como el villano (visto también en la reciente Darling o en la cinta de Ti West, The Innkeepers).

Si tenemos en cuenta el tono exagerado de toda la cinta en sí, podría decirse que cumplen bien con lo que el director buscaba pese a terminar rozando en muchos momentos la sobreactuación y llevando las acciones, los gritos y los gestos al extremo en cada escena.


Con sus pros y contras The Mind’s Eye termina siendo un film pequeño pero entretenido con el que pasar el rato, ya sea para dejarse llevar por la dosis de nostalgia ochentera a través de su música y sus imágenes como para divertirse un rato viendo como llevan la telequinesis al extremo y disfrutar con el violento espectáculo que nos regalan. Puede que su trama y sus personajes no sean demasiado llamativos pero la película rara vez aburre y aunque te veas venir como acabara todo se puede disfrutar perfectamente gracias a su tono exagerado y caótico. Todo un despliegue de nostalgia, objetos voladores, sintetizadores, luces de neón y  efectos de maquillaje artesanales que funciona de lujo si no sois demasiado exigentes. 

Lo mejor: FX, el maquillaje y el aumento de exageración en todos los campos. Muy divertido.

Lo peor: La trama en sí no es gran cosa y el ritmo de primeras no ayuda demasiado. El reparto, siendo acorde al tono de la película, a ratos parece sacado de una obra de colegio.


3 comentarios:

Alimaña dijo...

No está mal... pero Almost Human (dentro de la rudeza habitual de Begos como cineasta) es algo superior.

Saludos Alex

nikofb dijo...

Buenas Alimaña!

Almost Human la tengo apuntada desde hace muchísimo para ver y siempre se me pasa, ahora que tengo esta reciente aprovecharé para verla que todo el mundo dice que es mejor que esta Mind's Eye. A ver qué tal está!

Un saludo y gracias por pasarte!

HateLove dijo...

Buenas Alimaña!

A mi las dos me parece que están en una linea muy similar, entretenidas y retro pero sin llegar a ser notables.

Esto es lo que dijimos de Almost Human: http://elultimoblogalaizquierda.blogspot.com.es/2014/09/casi-humanos.html

Saludos