5/8/16

EVIL ALIENS



REINO UNIDO, 2005

TÍTULO ORIGINAL: Evil Aliens
DIRECTOR: Jake West
PRODUCTOR: Tim Dennison, Quentin Reynolds
GUIÓN: Jake West
REPARTO: Emily Booth, Norman Lovett, Peter O'Connor
DURACIÓN: 93 minutos
WEB: http://www.evilaliensthemovie.co.uk/
IMDB: http://www.imdb.com/title/tt0383353/

VALORACIÓN6/10

NO HAN VENIDO EN SON DE PAZ



Un equipo de televisión especialista en fenómenos extraños, se dirige a una pequeña isla galesa para hacer un informe sobre una posible abducción. Ellos lo consideran como una broma de mal gusto, pero pronto descubren que la isla está habitada por una serie de extraños seres, que están impacientes por hacer experimentos sobre todos ellos.

Uno siempre va con algo de miedo a la hora de re-visionar una película que vio cuando era más joven y de la que tiene un cariñoso recuerdo. Las posibilidades de que la realidad nos dé en la cara y nos encontremos con que, a día de hoy (y con más recorrido cinematográfico a las espaldas), la cinta a la que tanto aprecio tenemos resulte ser un título que no hay por dónde cogerlo por mucho esfuerzo que hagamos. Esto es algo que, como a todos, me ha pasado bastantes veces. Por suerte, en el caso de Evil Aliens (Jake West, 2005) la cosa no ha salido mal parada del todo, aunque si es cierto que está algo lejos de ese recuerdo que yo tenía de ella como obra gore y gamberra casi imprescindible.


Cuando vi Evil Aliens por primera vez tendría unos 13 años y por aquellas fechas cualquier título que tuviera una cantidad indecente de sangre me parecía una buena película; me daba igual su historia, sus personajes y su apartado técnico, la sangre era buena y cuanta más hubiera, mejor era la película.

Gracias a este gran criterio me encontré con auténticos bodrios que por aquel entonces me parecían lo más y que hoy seguramente no soportarían ni el re-visionado de un trailer. Aun con todo quise probar suerte con Evil Aliens ya que era de las que mentalmente ponía como “una de las grandes”, al lado de Braindead, Posesión Infernal o Planet Terror (otra que creo que también me pillo en esa etapa y que a día de hoy me sigue encantando) y lo cierto es que sin llegar a esas expectativas irreales que tenía, si creo que es una película simpática que puede haceros pasar un rato divertido y sangriento a partes iguales.     


Lo primero que hay que tener claro al sentarse a ver Evil Aliens es que estamos ante una serie Z pura y dura. La cinta de Jake West utiliza elementos y homenajea a clásicos de la serie B ochentera pero su aspecto es demasiado barato y su guion tan descabellado que es imposible meterla en ese grupo. Esto no es ni mucho menos algo malo, simplemente hay que saber lo que uno está a punto de ver para que luego no nos estallen los ojos ante tal disparate.

La trama es bastante típica de primeras, un equipo de televisión viaja hasta un isla de Gales para entrevistar a una supuesta víctima de abducción que dice estar embarazada de un ser del espacio y una vez allí, equipo y campesinos se verán perseguidos por unos aliens estilo Predators que no han venido precisamente en son de paz.


Como ya digo la cinta bebe mucho de las películas de culto de los ochenta, sobretodo de los inicios de Peter Jackson y Sam Raimi en sus etapas más gamberras (es fácil sacarle el paralelismo con Bad Taste), y se permite incluso representar algunas escenas dándoles su toque personal, por lo que si en Braindead teníamos al protagonista despedazando zombies con una cortadora de césped, aquí tendremos a un personaje despedazando aliens con una maquina segadora al ritmo de música folk.

También encontraremos planos y movimientos de cámara muy al estilo Raimi, además de la ambientación nocturna de los prados con esa neblina que tanto recuerda a Posesión Infernal,  incluso pueden venirnos a la mente los deadites al ver como algunos de los personajes son manipulados (véase poseídos) por los aliens llegados a cierto punto de la historia.


Uno de los puntos fuertes de Evil Aliens son sus FX gore y de maquillaje que en su mayoría son artesanos y bien apañados, sobre todo teniendo en cuenta que estamos ante un producto barato en general. No se puede decir lo mismo de los efectos digitales de las naves espaciales y sus vuelos por la isla, bastante chorras en general pero que no molestan gravemente si sabes que estás viendo una serie Z donde lo que prima es el gore, y aquí la sangre es de la que mancha y salpica de verdad, además de bastante abundante.

La cantidad y variedad de muertes y mutilaciones es elevada y no se ponen demasiados límites con nada: decapitaciones, brazos y piernas arrancados, taladros introducidos por el ano, empalamientos, mutilación de ganado, sexo alienígena con squirting incluido y la lista sigue y sigue... Todo ello, eso sí, con ese toque de comedia inglesa que le viene muy bien.


El ritmo de la película es ágil y una vez arranca no para en ningún momento, es una continua sucesión de escenas absurdas, muertes sangrientas, momentos escatológicos y chistes malos.


Precisamente una de las cosas que he visto con este re-visionado es que el humor de Evil Aliens no funciona del todo bien en algunos momentos, lo que en su día me parecía tronchante ahora con suerte me saca alguna sonrisa (no sé si por la nostalgia o porque realmente me hace gracia) y cuando la cinta no está ofreciendo momentos moviditos y se centra en los diálogos (ya sean bromas o no) es cuando más flojea.

Los actores no ayudan demasiado, estamos en una serie Z con todo lo que eso conlleva y obviamente la mayoría de ellos son bastante malos, aunque eso no quita que sus personajes puedan parecerte graciosos pese a ser un grupo con todos los clichés existentes: la presentadora cañón, el friki de los UFOS, el guaperas, la campesina, el actor gay-diva, la actriz semi-porno que sabe pelear, los paletos armados y con mala leche, vamos nada nuevo bajo el sol pero que en conjunto no están nada mal y forman un grupo bastante variopinto.

No se me ocurre mucho más que decir de ella, es un film de esos que van perfectos para ver con palomitas, cerveza y alguien con quien comentar cada locura que se vea en pantalla. Está lejos de entrar dentro del top ten de películas gore, pero dentro de las serie Z baratas y malas que salen a puñados, creo que es de esas que vale la pena ver. Sin llegar a encontrarme con el título que yo tenía en mente desde hacía 10 años, Evil Aliens me ha parecido un entremetiendo casposo bastante digno que aun siendo muy mala objetivamente hablando, sabe el tipo de producto que es y lo aprovecha al máximo.


Pese a su humor a ratos fallido y sus actores de mercadillo, sabe explotar su faceta gamberra y divertirnos (a ratos más y a ratos menos) durante su hora y media escasa. No es Peter Jackson ni Sam Raimi, pero Jake West bebe de ambos para intentar ofrecer, con muy poco dinero, un título que parezca sacado de los sangrientos inicios de ambos y, con sus fallos y sus carencias, en parte puede decirse que lo consigue.

Lo mejor: Lo desenfada y disparatada que resulta, los FX gore y su variedad de situaciones.

Lo peor: Tomársela en serio, los FX digitales y que el humor no funciona tanto como debería.