14/11/15

SOME KIND OF HATE




ESTADOS UNIDOS, 2015

TÍTULO ORIGINAL: Some Kind Of Hate
DIRECTOR: Adam Egypt Mortimer
PRODUCTOR: Brian DeLeeuw, Jack Heller
GUIÓN: Adam Egypt Mortimer, Brian DeLeeuw
REPARTO: Sierra McCormick, Grace Phipps, Lexi Atkins
DURACIÓN: 82 minutos
VALORACIÓN6/10

LA VENGANZA DE LOS INADAPTADOS




Lincoln es la víctima preferida de los matones de la escuela, hasta que un día se harta de recibir golpes y se defiende de su agresor con tanto ímpetu que acaba en un reformatorio para jóvenes problemáticos, donde su tormento crece aún más. Allí acabará invocando accidentalmente el vengativo espíritu de una chica que se suicidó por culpa del bullying.
A estas alturas el slasher ya no tiene mucho nuevo que ofrecer (más allá de repetir los clichés y las fórmulas de siempre con mayor o menor acierto) y eso es algo que sabemos de sobra todos los que consumimos este subgénero. Some Kind Of Hate, el debut cinematografico de Adam Egypt Mortimer no es la excepción, pero si cuenta con elementos suficientes (tanto buenos como malos) que la diferencian un poco de otros títulos del mismo estilo.

La película se divide en dos partes bastante diferentes a mi parecer. La primera parte se centra en Lincoln y sus problemas personales, tratándolos con la misma seriedad que si de un drama se tratase y dejando de lado el hecho de que, en teoría, estamos viendo un slasher. Esto tiene su parte positiva; es fácil entrar en la historia y tanto la premisa como el lugar elegido para la acción resultan atractivos. Pero por otro lado, el guion se toma demasiado tiempo para meternos en situación, exasperando a los que busquen un slasher al uso o algo mas ágil.  
Otro de los puntos que más me flojearon en este primer tramo, es que en ningún momento fui capaz de creerme al protagonista en el rol de victima (me costaba asimilar que fuera tan pasivo ante todo, cuando estaba más que capacitado para defenderse) y la interpretación de Ronen Rubinstein tampoco ayuda demasiado, siendo muy distante como para empatizar con él.

El resto de personajes tampoco son para tirar cohetes, si es cierto que al menos no son los universitarios fiesteros de siempre, pero que sean conflictivos no los hace tampoco demasiado interesantes y terminan quedando vacíos. Como mucho salvaría a Grace Phipps (cara bastante común últimamente por el género) por ponerle algo más de ganas que su compañero. Donde la película gana puntos (y nos recuerda porque decidimos verla en un primer momento) es cuando empieza la segunda parte del film, perfectamente marcada por la aparición-retorno de Moira, una Sierra McCormick que eleva la película con cada una de sus apariciones.
A partir de aquí donde el film se renombra a sí mismo como slasher y nos ofrece lo que realmente estábamos buscando: ver como todos esos inútiles que hemos estado aguantando durante 40 minutos dando tumbos sin mucho sentido son mascarados uno detrás de otro. Si bien es cierto que en ningún momento llega a tocar el gore, el tema de las cuchillas y los cortes si puede llegar a ser doloroso de ver, sobre todo por lo particular de su modus operandi.

Entrados en este tramo la película mantiene un buen nivel tanto en muertes como en entretenimiento, dejando escenas bastante potentes visualmente y desembocando en un final más que correcto (incuso algo distinto) para ser el tipo de film que és. Todo esto, unido al gran carisma de la asesina hace de Some Kind Of Hate un decente entretenimiento para todos aquellos que se atrevan a superar su primera mitad, más enfocada al drama que al slasher.
Destacan: el personaje de Moira y todas sus apariciones, así como sus métodos (el concepto o metáfora que esconden detrás me pareció muy acertado) y el tono que se le da a toda la historia, alejándola de la comedia juvenil. Una vez arranca la parte de la venganza, el nivel de sangre y violencia consigue compensar la pesadez inicial y dar un buen balance final.
Mejor olvidar: Lo pretenciosa que parece durante su primer tramo, tirando más al drama social que a una película de terror. El rol del protagonista no termina de encajar del todo.