16/11/15

EXCESS FLESH




ESTADOS UNIDOS, 2015

TÍTULO ORIGINAL: Excess Flesh
DIRECTOR: Patrick Kennelly
PRODUCTOR: Patrick Kennelly, Leo García
GUIÓN: Sigrid Gilmer, Patrick Kennelly
REPARTO: Bethany Orr, Mary Loveless, Wes McGee
DURACIÓN: 103 minutos
VALORACIÓN7.75/10

TERROR ALIMENTICIO



Excess Flesh ha sido a nuestro entender la mejor película de la 34 edición del Festival de Cine de Terror de Molins de Rei. El film dirigido por Patrick Kennelly es también una de las sorpresas positivas de este año ofreciéndonos un brutal thriller psicológico con una potencia visual y sonora que atrapa al espectador y lo absorbe en su cruda y desagradable historia.

Jill y Jen son dos compañeras de piso antagónicas. Jill es antisocial, pasada de peso y obsesiva, mientras que Jen es una esbelta modelo, egoísta, viciosa y que engulle comida basura constantemente. Pese a estas diferencias Jill adora a su compañera y anhela parecerse a ella tanto físicamente como en su capacidad de relación con los demás. Por su parte Jen trata a Jill de la peor manera posible, ignorándola, humillándola y regodeándose delante de ella comiendo todo lo que tiene prohibido.


Las dos actrices ofrecen un tour de force espectacular repleto de tensión, violencia, sexo y comida, en el que nada es lo que parece y en el que salen a la palestra temas tabú como son la anorexia, la bulimia y los trastornos alimenticios extremos.

Precisamente el tema del trastorno alimenticio es sobre el que gira gran parte de la película, mostrándolo de una manera cercana, grotesca y realista, en la que la comida inundara la pantalla y el masticar taladrara nuestros oídos.

El apartado técnico también es muy destacable mezclando con gran acierto el blanco mas impoluto con la suciedad provocada por la comida y los vómitos. Potentes imágenes se combinan con una banda sonora repleta de sonidos y efectos estridentes.


Bethany Orr da vida a Jill, un personaje por el cual podemos sentir compasión y repugnancia a la vez, que puede resultar entrañable o vomitivo según el registro que quiera utilizar. Por su parte Mary Loveless interpreta a una Jen que resulta odiosa desde el primer segundo de la película debido a su comportamiento egoísta y a su desfasado modo de vida.

Excess Flesh aprueba con nota en todos los apartados y cuenta con un guion muy compacto que nos ofrece alguna sorpresa argumental muy bien llevada. Una de las imprescindibles de este 2015.