8/11/15

SALAD DAYS: A DECADE OF PUNK IN WASHINGTON DC (1980-90)



ESTADOS UNIDOS, 2014

TÍTULO ORIGINAL: Salad Days: A Decade of Punk in Washington DC (1980-90)
DIRECTOR: Scott Crawford
PRODUCTOR: Scott Crawford
GUIÓN: Scott Crawford
REPARTO: Ian MacKaye, Dave Grohl, Henry Rollins
DURACIÓN: 103 minutos
VALORACIÓN7.25/10

PUNK, ROCK Y HADCORE COMO MODO DE VIDA


Salad Days es un documental dirigido por Scott Crawford que nos explica como nació y se desarrollo el movimiento punk-rock y hardcore en Washington DC durante la década de los ochenta gracias sobre todo al sello musical Dischord Records creado por Ian MacKaye y Jeff Nelson tras disolver su banda The Teen Idles en el año 80.

Precisamente Ian MacKaye es uno de los hilos conductores de este documental, ya que durante esa década forma parte de algunos de los grupos más importantes de la escena, siendo el abanderado de un nuevo movimiento anti alcohol, anti drogas y anti promiscuidad llamado Straight Edge y que a día de hoy sigue latente dentro de la comunidad hardcore mundial. Los grupos de los que fue miembro MacKaye durante esa etapa fueron Minor Threat, Embrace y Fugazi.


Salad Days esta perfectamente documentado con grabaciones caseras de conciertos, cientos de fotografías de la época y entrevistas a los miembros más relevantes de la escena musical de DC  además de músicos que no pertenecieron a este movimiento pero sus obras se vieron fuertemente influenciadas por todo lo que se coció allí.

A nivel de bandas se menciona a todos los grupos destacados de la época: Minor Threat, Fugazi, Jawbox, Black Flag, Government Issue, S.O.A., Faith, Soulside, Bad Brains, Scream, Void, Rites of Spring y Marginal Man. En muchas ocasiones podemos ver fragmentos de sus actuaciones en pequeños locales con un público totalmente entregado a su música y a su causa.


Se nos presenta la evolución de un género tanto a nivel musical como a nivel social, el movimiento nació siendo más cercano al punk para ir creando diferentes ramificaciones que se inclinaban hacia el hadcore, el rock, el emo o el funk. Esto provoco que el público se dividiera, y algo que nació como un movimiento pequeño en el que todo el mundo se conocía y los conciertos era una reunión de amigos se acabo convirtiendo en algo mayoritario con gente con diferentes ideales y que en ocasiones no sabía respetar a los demás.

Toda la escena de DC estaba muy comprometida a nivel político, en una época en la que Reagan era un enemigo común y se organizaban multitud de eventos en su contra que conseguían reunir a cientos de personas.


Salad Days también se muestra crítico con esa época y nos narra el machismo que había hacia los componentes femeninos de las bandas, la intolerancia de los Straight Edge hacia los que no piensan como ellos o el sectarismo de Dischord Records que únicamente distribuía a grupos de amigos o conocidos.

Si no conoces demasiado esta escena el documental te puede sobrecargar de información ya que en 103 minutos te repasa toda una década musical en una ciudad que era un hervidero cultural en el que nacieron multitud de bandas y géneros que sirvieron de inspiración y referencia a la generación de los noventa y que cambio para siempre la vida de muchísimos jóvenes que encontraron en la música una válvula de escape y un estilo de vida.