21/11/15

LUNA DE MIEL





MÉXICO, 2015

TÍTULO ORIGINAL: Luna de Miel
DIRECTOR: Diego Cohen
PRODUCTOR: Diego Cohen, Mónica Gorbea
GUIÓN: Marco Tarditi Ortega
REPARTO: Hector Kotsifakis, Paulina Ahmed
DURACIÓN: 96 minutos
VALORACIÓN6/10

TORTURA A LA MEJICANA



El Festival de Cine de Terror de Molins de Rei nos trae una muestra del buen cine de  género que se hace en los países de habla hispana, en este caso se trata de la mejicana Luna de Miel dirigida por Diego Cohen.

Jorge (Hector Kotsifakis) es un cuarentón solitario y gris, Isabel (Paulina Ahmed) es una joven cargada de vitalidad que vive con su pareja. ¿Qué une a estas dos personas? La obsesión de Jorge por ella, toda su actividad diaria gira en torno a su vecina Isabel, la espía y cuadra todos sus movimientos para poder coincidir con ella en aspectos tan cotidianos como ir a hacer la compra o tirar la basura, siempre en busca de una sonrisa o una mirada de complicidad.


Pasa el tiempo y Jorge no consigue avanzar en su relación con Isabel, por lo que decide ir un paso más allá, secuestrar a la joven y convertirla en su mujer. El problema es que tampoco se conforma con tenerla secuestrada y quiere que este enamorada de él y cumpla con sus ordenes, por lo que no dudará en implantar crueles técnicas de tortura en busca del amor y la sumisión de su pareja.

Luna de Miel es básicamente un torture porn, ya que la tortura es el eje sobre el que gira la trama y donde nos deja las escenas más potentes de toda la película. Su argumento no es novedoso en ningún momento y sufre demasiados altibajos cuando intenta ofrecernos algo mas transcendental que la tortura explicita de Jorge a Isabel.


Tanto Hector Kotsifakis como Paulina Ahmed realizan unas actuaciones muy solventes, creando una gran química entre sus personajes y definiendo muy bien tanto la personalidad de cada uno como su sufrimiento, ya sea psíquico o físico.

El film de Diego Cohen también destaca en su fotografía y banda sonora, apoyando ese ambiente de opresión que sufre Isabel en el sótano en el que se encuentra encerrada.

Luna de Miel es una película que cubrirá las cuotas de sadismo de las mentes más depravadas pero que en su conjunto resulta demasiado irregular y con altibajos de ritmo que impiden que se convierta en una obra notable.