5/2/13

HOWLING



COREA DEL SUR, 2012

TÍTULO ORIGINAL: Howling
DIRECTOR: Yoo Ha
PRODUCTOR: Gil Jay, Lee Tae-hun
GUION: Yoo ha
REPARTO: Song Kang-ho, Lee Na-yeong, Jang In-ho
DURACIÓN: 114 minutos

VALORACIÓN: 6/10

THRILLER LIGHT MADE IN KOREA 




Vuelve a El Último Blog a la Izquierda uno de los géneros que más gusta al que aquí escribe, el thriller surcoreano. En esta ocasión se trata de la película Howling, que pese a que no llega a estar a la altura de muchas de sus contemporáneas resulta un ameno entretenimiento policial.

Y precisamente este es uno de sus mayores defectos, que se centra únicamente en el aspecto policial, ya que la sensación que transmite en su visionado es estar viendo un episodio de cualquier serie de investigadores tipo CSI pero con una duración de dos horas y actores de ojos rasgados propensos a la sobreactuación.


Howling está dirigida por Yoo Ha, responsable de Once Upon a Time in High School y la excelente A Dirty Carnival. En el apartado interpretativo destaca la presencia de la estrella surcoreana Song Kang-ho, un rostro muy familiar para todos los amantes al cine asiático y que hemos podido ver en películas como Memories of Murder, Sympathy for Mr.Vengeance, The Host, Thirst, Secret Sunshine o The Good, The Bad, The Weird.

El punto de partida de este thriller es la aparición de un hombre calcinado dentro de su coche, todo apunta a que se trata de un suicidio y dan el caso al detective Sang-kill (Song Kang-ho) que se encargara de investigarlo con la colaboración de su nueva compañera la detective Eun-Young (Lee Na-yeong).


Un caso que a priori no presenta ninguna complicación pero que dará un giro radical cuando en la autopsia se detecten indicios de un posible homicidio, además de unos misteriosos mordiscos en la pierna de la víctima. El detective Sang-kill ve aquí su gran oportunidad para lograr un ascenso y decide investigar el caso por su cuenta con la ayuda de su novata compañera.

La investigación pronto se les escapara de las manos y aparecerán nuevas víctimas con mortales mordiscos en sus yugulares, lo que convierte a un wolfdog  (mitad lobo mitad perro) en el principal sospechoso de estos crímenes. 

Poco a poco se van descubriendo las cartas y dando cerco a los principales sospechosos de una trama que implica a altos cargos, proxenetas, traficantes y expolicías.


Howling es un thriller demasiado convencional para lo que nos tiene acostumbrado el cine proveniente de Corea del Sur y da la sensación que el director Yoo Ha no ha querido mancharse las manos y ha decido ofrecer un producto accesible para un público mayoritario y poco exigente.

El film tiene suficientes mimbres para convertirse en una gran película, pero le falta crueldad, le falta explotar la parte más sórdida de su trama e impactar directamente en el estómago del espectador y hacerle retorcer del dolor. Pero no, la película tira por unos derroteros mucho más sencillos, un argumento sin grandes complicaciones y escenas aptas para todos los públicos.


Las mejores escenas están reservadas para las apariciones del wolfdog, algo así como el famoso ligre(mitad león mitad tigre)que todos íbamos a ver al circo en nuestra infancia, pero amaestrado para convertirlo en una máquina de matar. En todas sus presencias en pantalla consigue transmitirnos sus sentimientos y sus intenciones solamente con su mirada y sus gestos.

Por lo que hace a las interpretaciones “humanas”, destaca como siempre Song Kang-ho, que pese a no realizar una de sus mejores actuaciones, da vida a un personaje muy solvente y sin altibajos. Su pareja femenina, Lee Na-yeong, también realiza una actuación muy seria dando vida a una detective novata llena de ilusión y que sufre el continuo machismo de sus compañeros de trabajo.

Howling es un thriller “light” sin calorías, ni conservantes ni colorantes, apto para todos los estómagos y de fácil digestión, pero no es un plato que sobresalga en ninguno de sus ingredientes y seguramente no volverás a catarlo tras su ingestión.