27/4/13

A LITTLE BIT ZOMBIE



CANADÁ, 2012

TÍTULO ORIGINAL: A Little Bit Zombie
DIRECTOR: Casey Walker
PRODUCTOR: John Griffith, Casey Walker
GUIÓN: Trevor Martin, Christopher Bond
REPARTO: Kristopher Turner, Crystal Lowe, Shawn Roberts
DURACIÓN: 87 minutos

VALORACIÓN: 3.2 /10

ZOMBIES LIGHT


Hace ya unos años que se pusieron de moda los zombies con series como The Walking Dead que sin ser una maravilla (a cada temporada da más pena) se pueden medio ver, pero con esa popularidad vino la tormenta de ideas de algunos listillos que creían que las historias de zombies convencionales eran siempre lo mismo y que se podía experimentar con ellas, así llegaron las comedias de zombies, un derivado aborrecible del cual se salvan escasas muestras como por ejemplo Shaun of the Dead y casi para de contar.


En esta ocasión nos encontramos con el típico chaval promedio americano, de esos que salen a pares si levantas una piedra, que se va al lugar más cliché del cine (una casita en el lago) con su prometida, su hermana y el novio de esta, con tan mala suerte de que le pica un mosquito que le transforma en zombie, solo que él conserva todavía su humanidad lo que da lugar a montón de situaciones ridículas supuestamente humorísticas.

Gracia no tiene ninguna, de todos los intentos de chiste quizás cuatro o cinco puede que tengan algo divertido, el resto son de la calidad de “van dos y se cae el del medio” es decir, bastante tristes. Los personajes tampoco es que ayuden mucho con este aspecto, sobreactuaciones horribles con personajes tipo habiendo tres completamente detestables, como la novia histérica y la pareja caza-zombies (músculo y cerebro) que se merecen más un tiro que los propios no muertos.


Aparte queda que está hecha con cuatro duros o ese es lo que da a entender, que no sería un problema si consiguiera su cometido de hacer reír puesto que en otros apartados como efectos especiales o maquillaje no peca demasiado, aunque tampoco es que hayan trabajado mucho pues ciertamente zombies lo  que se dice zombies casi no salen y quitando un poco de polvos de talco casi no han necesitado echar mano de otra cosa.

El veredicto es: decepcionante, con el póster y la sinopsis entraba muy bien por los ojos pero una vez te pones con ella se te va haciendo cada vez más difícil de tragar hasta indigestarse. Por favor señores creativos dejen a estos seres en paz y devuélvanlos a sus orígenes, que viendo despropósitos como este se le quitan a uno hasta las ganas de un apocalipsis zombie.