25/3/13

HANSEL Y GRETEL: CAZADORES DE BRUJAS


ALEMANIA, ESTADOS UNIDOS, 2013

TÍTULO ORIGINAL: Hansel & Gretal: Witch Hunters
DIRECTOR: Tommy Wirkola
PRODUCTOR: Will Ferrell, Beau Flynn, Adam McKay
GUIÓN: Tommy Wirkola
REPARTO: Jeremy Renner, Gemma Arterton, Famke Janssen
DURACIÓN: 88 minutos

VALORACIÓN: 5.5/10

ENTRETENIMIENTO TRIDIMENSIONAL EN UN DIVERTIDO GIRO DEL CUENTO INFANTIL

Dos niños abandonados en el bosque acaban en una casita de chocolate que resulta pertenecer a una bruja que los retiene para cebarlos y, posteriormente, comérselos. Los niños consiguen escapar y se deshacen de su captora metiéndola en el horno que iba a usar ella para su particular comida y, a partir de aquí, empieza la peculiar revisión de este famoso cuento de los hermanos Grimm... Hansel y Gretel acabarán descubriendo su vocación: ir capturando y matando brujas hasta que se cruzan con una tan poderosa como los secretos que oculta, y cuya derrota costará a los hermanos un esfuerzo titánico.


Hablando de aspectos técnicos es un film bastante notable, cuyo presupuesto se hace notar: desde las escenas de acción -muy bien logradas- hasta el modelado de las brujas cuyo diseño y variedad es francamente original; algunas de ellas con un cierto toque macabro. Sorprendentemente no existen reparos a la hora de racionar sangre y violencia con unas muertes poco frecuentes en el cine de acción actual y que nos recuerda a esa época de oro del cine de acción que transcurrió en los 80 y principio de los 90. La estética de la cinta nos recuerda mucho a la película de Van Helsing; siguiendo un estilo steampunk entremezcla elementos y situaciones actuales con armas y objetos característicos del XIX y aunque se producen situaciones absurdas, resultan acordes al ambiente generalizado de ella.


Respecto a la banda sonora, quizás no sea destacable, pero está en consonancia con el film y lleva perfectamente los tempos requeridos, lo cual resulta de agradecer. En lo que a la dirección se refiere, Tommy Wirkola demuestra ser un director de acción bastante convincente. Prescindiendo del gusto actual por la cámara en mano, rueda las escenas de acción de forma espectacular haciendo destacar un grandísimo 3D por el cual sí merece la pena pagar el suplemento habitual. No obstante, uno de los fallos que encontramos es el guión. Demasiado tópico, con diálogos a veces un tanto absurdos (y otras veces bastante divertidos) no deja lugar para sorpresas. Aunque sí deja la trama abierta, ofreciendo indicios para una más que posible segunda parte. En definitiva, una película adecuada para todos aquellos que buscan divertirse y abstraerse durante una hora y media.


1 comentario:

Juan Roures dijo...

Una cosa es que los cuentos estén de moda y otra jugar con ellos hasta este punto. Esto es casi un sacrilegio... Saludos!