11/4/11

AFTER LIFE




ESTADOS UNIDOS, 2009

TÍTULO ORIGINAL: After life
DIRECTOR: Agnieszka Wojtowicz-Vosloo
PRODUCTOR: Brad Gilbert, William Perkins III, Celine Rattray
GUIÓN: A.Wojtowicz-Vosloo, Paul Vosloo, Jakub Korolczuk
REPARTO: Cristina Ricci, Liam Neeson, Justin Long
DURACIÓN: 103 minutos
WEB: http://www.afterlifethefilm.com/
IMDB: http://www.imdb.es/title/tt0838247/

VALORACIÓN: 5/10

VIVA O MUERTA, MUERTA O VIVA



Paradoja del gato de Schrödinger:


El físico Erwin Schrödinger propuso en los años 30 un experimento mental que se convirtió en una referencia dentro del campo de la mecánica cuántica.

El experimento consistía en encerrar dentro de una caja a un gato, un dispositivo que incluye una botella repleta de veneno y un martillo la rompería al detectar una partícula alfa.

Una vez montado todo le añadimos un átomo radiactivo que tiene un 50% de posibilidades de emitir una partícula alfa en un tiempo determinada, por ejemplo 103 minutos.

Por ultimo añadimos las leyes de la mecánica cuántica a todo el conjunto y obtendremos como resultado que mientras la caja se mantenga cerrada el gato estaría vivo y muerto a mismo tiempo.

Y todo este rollo a que viene.... pues es la sensación que a mi me produjo After Life, ya que durante todo su metraje utiliza todo tipo de trampas para que mantengas la incertidumbre, ya que durante unos momentos crees que su protagonista esta viva y durante otros que esta muerta, no tomando una decisión definitiva hasta el ultimo fotograma, es decir hasta que abrimos la caja y vemos si realmente el gato esta vivo o muerto.


Anna Taylor (Christina Ricci) y Paul Coleman (Justin Long) son una pareja que no pasa por uno de sus mejores momentos, una noche quedan para cenar en un restaurante y ella equívocamente cree que él le va a dejar, por lo que se marcha corriendo en su coche.

Durante el trayecto sufrirá un terrible accidente que hará que su cuerpo acabe en el depósito de cadáveres.

Anna se despierta en una camilla mientras que el responsable de la funeraria,  Eliot Deacon (Liam Neeson) prepara su cuerpo para el funeral.

El problema reside en que Anna está completamente segura de que no está muerta ya que puede razonar y hablar con Eliot, aunque este le explica que tiene la habilidad de hablar con los muertos y la capacidad de ayudarles a afrontar su situación y asumir su nuevo estado.

A pesar de ello Anna intentara por todos los medios escapar de la sala mortuoria donde está encerrada mientras la película no para de dar giros que hacen que cambie tu opinión sobre su estado sin acabar de decantarte por ninguno de los dos.

Mientras tanto Paul no acaba de creerse que su novia este muerta e intentara por todos los medios descubrir que hay detrás del misterio forense, y más después de que un misterioso niño llamado Jack (Chandler Canterbury), le diga que la ha visto en casa de Eliot.

El desenlace de la película es muy ambiguo y se presta a diferentes interpretaciones, la directora no quiere aclarar en ningún momento cual es el estado de los protagonistas y juega con nosotros hasta el último fotograma del film.


Interesante debut de la directora polaca Agnieszka Wojtowicz-Vosloo que nos presenta una film de terror sobrenatural que pretende mantenernos con la incertidumbre durante todo su metraje, y aquí encontramos el primer error de la película, y es que su duración se hace excesiva para la historia que quiere contar y solo hace que añadir elementos que hacen la historia más confusa.

En el apartado de terror se recurre a los sustos fáciles con cadáveres de por medio y a la sensación de opresión que puede sentir la protagonista al encontrarse encerrada en una habitación de forense.


El principal inconveniente de la película es el exceso de giros que da su argumento y que no tienen un desenlace coherente que te los razone, si no por lo contrario se busca un final impactante y sorpresivo que desde mi punto de vista no resulta efectivo.
 
Como apartado destacable la actuación de sus dos protagonistas, tanto Christina Ricci como Liam Neeson se hacen suyos a los personajes y consiguen transmitirnos sus inquietudes siempre dentro de la ambigüedad que reside durante todo el film,  y es que no sabes si el forense es una buena persona que ayuda a los muertos a adaptarse a su nuevo estado o un psicópata que disfruta enterrando a la gente en vida.

Por último y exclusivamente para los fans de Christina Ricci comentaros que se pasa toda la película desnuda o en camisón, por lo que sin duda After Life  hará vuestras delicias!!


2 comentarios:

Raül Calvo dijo...

Esta película no me gustó. Ricci sí.

HateLove dijo...

Creo que esta es la conclusión del 80% de hombres que ven esta película.

Un saludo Raül!