25/11/10

EL ULTIMO EXORCISMO




ESTADOS UNIDOS, 2010

TÍTULO ORIGINAL: The Last Exorcism
DIRECTOR: Daniel Stamm
PRODUCTOR: Eli Roth, Eric Newman, M.Abraham, A.Bliss
GUIÓN: Huck Botto, Andrew Gurland
REPARTO: Patrick Fabian, Ashley Bell, Iris Bahr
DURACIÓN: 90 minutos
WEB: http://www.thelastexorcism.com/index.html
IMDB: http://www.imdb.es/title/tt1320244/

VALORACIÓN: 7/10

EL ULTIMO TIMO




El sub-genero de exorcismos está siendo muy prolífico durante los últimos años, ya que con mejor o peor resultado han salido películas como: El Exorcismo de Emily Rose (05), Requiem(06), El Exorcismo de Isabella (06), Exorcismo en Connecticut (09) o La posesión de Emma Evans (10), por lo que innovar o sorprender dentro de este sub-genero se ha convertido en una tarea muy difícil.

El sub-genero mockumentary está siendo muy prolífico durante los últimos años, ya que con mejor o peor resultado han salido películas como: [REC] (07), Paranormal Activity (06), Monstruoso (08), Lake Mungo (08) o Distrito 9 (09), por lo que innovar o sorprender dentro de este sub-genero se ha convertido en una tarea muy difícil. (Si, ya sé que me he repetido)


El Ultimo Exorcismo engloba estos dos géneros tan trillados últimamente en el celuloide, y no nos engañemos, no consigue innovar en ninguno de ellos. Pero por el contrario consigue combinarlos con mucho acierto añadiéndole las dosis necesarias de humor y terror.

Donde sí innova es en la figura del exorcista, el reverendo Cotton Marcus (Patrick Fabian), es un pastor evangélico que destaca por su carisma y sus espectaculares sermones, en los que demuestra ser un cantamañanas profesional (impresionante como incluye la receta del pastel de manzana en uno de estos sermones).

Cotton Marcus también es conocido por haber practicado múltiples exorcismos a lo largo de su carrera, pero la noticia del fallecimiento de un niño de la edad de su hijo en un exorcismo le hace reflexionar y decide dejar esta faceta de su profesión.


Antes de abandonar, quiere realizar un último exorcismo para demostrar a todo el mundo que no es más que un montaje y que se aprovecha del fanatismo religioso de las personas.

Para ello contrata a un grupo de documentalistas que le van a seguir en todo el proceso y van a documentar los hechos, emprendiendo un viaje hacia una apartada granja de Louisiana, donde vive una familia que le ha enviado una carta solicitando su ayuda.

Una vez allí se encuentra con Louis Sweetzer (Louis Herthum), padre de familia y ferviente fundamentalista religioso;  Caleb Sweetzer (Caleb Landry Jones), hijo de Louis que se muestra escéptico a lo que está sucediendo, y Nell Sweetzer (Ashley Bell), hija de Louis y que todo la señala como la culpable de la muerte de los animales de la granja de la familia, muertes que causaría en un estado de posesión demoniaca.


Durante los siguientes minutos se nos muestra como el reverendo Cotton prepara el terreno para su gran actuación, como se gana la confianza de la familia con trucos baratos y como prepara la habitación donde va a realizar el exorcismo con todo tipo de artilugios.

Una vez realizado el falso exorcismo todo parece haber ido rodado, la familia a quedado conforme, el ha ganado dinero y los documentalistas han podido grabarlo todo.


Pero todo cambia cuando en mitad de la noche aparece Nell en la habitación de hotel del Reverendo Cotton. ¿Cómo le ha encontrado?, ¿Cómo a llegado hasta allí?, ¿Qué es lo que realmente le sucede?, ¿Y si nos encontramos ante un autentico caso de posesión demoniaca?



Desde este momento comienza la parte de terror de la película, en la que nos encontramos con una Nell poseída y un exorcista incrédulo y sin fe que tiene que liberarla del mal.

La trama se va desarrollando entre las investigaciones del reverendo para saber el origen del problema de Nell y algún que otro susto en forma de niña endemoniada (tampoco muchos), hasta llegar al final del film.


Final que merece un punto y aparte y que desluce el resto del film. Y es que tras una película bastante bien narrada y con una historia bien hilvanada, se llega a un desenlace donde de forma precipitada se da un giro a lo sucedido hasta el momento y en un par de minutos termina todo, dejándote la sensación de que se les acabaron las ideas y decidieron darle fin con prisas y sin complicarse demasiado.

A pesar de este final el resultado global de la película es positivo, destacando la gran interpretación de Patrick Herhum, consiguiendo un merecido premio a Mejor Actor en Sitges ‘10, y también a Ashley Bell, que comienza siendo una joven tímida y recatada para acabar convirtiéndose en una autentica “niña del exorcista”, con una facilidad para el contorsionismo que si la aplicara el break dance seguro que ganaba cualquier programa de garrulos bailarines de estos que abundan en la televisión.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

esa pelicula es una mierda disculpen por las palabras pero lo digo con toda franqueza es una de las peores que eh visto en mi vida

HateLove dijo...

Buenas!!

Como puedes comprobar por mi reseña no comparto tu opinión acerca de The Last Exorcism.

A mí la película me entretuvo de principio a fin, en su comienzo por su ironía y crítica hacia los exorcismos y en su segunda parte por la tensión que nos ofrece la posesión de la chica.

No es una película que vaya a pasar a la historia pero las hay muchísimo peores.

Saludos!