14/11/10

DREAM HOME



HONG KONG, 2010

TÍTULO ORIGINAL:Wai Dor Lei Ah Yut Ho
DIRECTOR: Pang Ho-Cheung
PRODUCTOR: Conroy Chan, Josie Ho, Subi Liang
GUIÓN: Pang Ho-Cheung
REPARTO: Josie Ho, Eason Chan, Derek Tsang
WEB: http://www.dreamhome.asia/
IMDB: http://www.imdb.es/title/tt1407972/

VALORACIÓN: 7/10

YO POR LA CASA DE MIS SUEÑOS ... MA-TO!!!





Continuamos con otra de las sorpresas del pasado Festival de Sitges, la hongkonesa Dream Home dirigida por Pang Hi-Cheung (Yi Sa Bui La ’06) y que logro alzarse con los premios de Mejores Efectos de Maquillaje y de  Mejor Actriz para Josie Ho (discutible), dentro de la sección oficial.

El inicio del film ya nos avisa que va a haber casquería y de la buena a lo largo de los 96 minutos que dura, y es que empieza con la protagonista Cheng Lai-sheung (Josie Ho) asesinando al vigilante de seguridad de un edificio ataviada con un mono de trabajo y utilizando como arma mortífera unas bridas…

 
A partir de aquí la película se desarrolla en tres líneas temporales intercalándolas a través de constantes flashbacks, cosa que al principio consigue que en algún momento no sepas situar la escena en su momento en el tiempo. En primer lugar se nos muestra la actualidad, que no es otra que Cheng Lai-sheung dentro de un edificio situado en Victoria Bay  aniquilando a todas las personas que le es posible con su cinturón de herramientas y mucha imaginación.

La segunda línea temporal nos situa en los días previos a  los hechos que están aconteciendo actualmente y en el cual se nos presenta a la protagonista como una pluriempleada cuya obsesión en la vida es ahorrar para comprar un piso con vistas a Victoria Bay.
Tras mucho tiempo luchando por conseguir el dinero para poder pagar la entrada del piso, llegando a dejar morir a su padre para cobrar la herencia, llega el momento soñado y se dispone a comprarlo, una vez allí descubre que los propietarios del piso debido a la burbuja inmobiliaria han decidido subir el precio del piso a tal extremo que le es imposible su adquisición.


Por último se nos presenta a una Cheng Lai-sheung en su infancia, viviendo en unos pisos de pescadores en Victoria Bay, los cuales debe de abandonar en contra de su voluntad debido a la especulación inmobiliaria y a las presiones de sus propietarios, lo que nos hace entender las ganas de la protagonista en adquirir un piso en esa zona.

La historia a pesar de tener algunas lagunas y algún momento falto de interés, consigue hacerte entender los motivos por los que la protagonista ha llegado al extremo en el que se encuentra en la actualidad, extremo que sin duda es lo más destacable de la película.


Y es que nuestra Serial Killer de las bridas nos deleita con un festín de muertes a cuál de ellas más brutal, sin escatimar en gore, sangre, vísceras y humor negro, y que consiguen que tengas que aplaudir todas y cada una de ellas.

Dream Home reúne todos los ingredientes para que los amantes del género disfrutemos de una película gamberra y extremadamente violenta, bañada en sangre y crítica social dirigida a la economía y el sector inmobiliario.


4 comentarios:

davidgore dijo...

Macho, me has puesto los dientes igual de largos que los cuernos de un Mamut. Esta salvaja cargada de originalidad, gore y muchas sangre, no puedo dejar mucho tiempo sin verla.

Saludos y gracias por la reseña.

HateLove dijo...

La verdad es que fue toda una sorpresa encontrarnos con Josie Ho cargada con una caja de herramientas y dejando a su paso un reguero de muertes a cuál de ellas más brutal.
Muy recomendable.

davidgore dijo...

La madre que me hizo, por no decir otra cosa. La virgen por un puto apartamento (ya lo quisiera yo)la que se forma. He flipado, literalmente. Pero no sólo por su violencia y sangre. Está muy bien contada, con esos tres espacios temporales, para hacernos algo normal, en deshabitual. Y la niña, "mato por mi aparment", vamos, de cine.

Saludos sangrientos.

HateLove dijo...

Hola David!!

Veo que has disfrutado de lo lindo con Dream Home y su excelente gore!

No entiendo como una película como esta ha pasado tan desapercibida… en fin…

Saludos!