19/11/16

THE EYES OF MY MOTHER






ESTADOS UNIDOS, 2016

TÍTULO ORIGINAL: The Eyes of my Mother
DIRECTOR: Nicolas Pesce
PRODUCTOR: Max Born, Jacob Wasserman, Schuyler Weiss
GUIÓN: Nicolas Pesce
REPARTO: Kika Magalhaes, Will Brill, Olivia Bond
DURACIÓN: 144 minutos
WEB: http://www.magnetreleasing.com/theeyesofmymother/
IMDB: http://www.imdb.com/title/tt5225338/

VALORACIÓN8.5/10


MIRADAS IMBORRABLES



La película que esperaba con más ganas de esta edición del Festival de Cine de Terror de Molins de Rei era la estadounidense The Eyes of my Mother y he de reconocer que ha superado con creces las expectativas que tenia depositada en ella.

Estamos ante la opera prima de Nicolas Pesce, una obra arriesgada pero que a mí me ha atrapado desde el primer instante y hoy tres días depuse de haberla visto todavía no me ha soltado, sus imágenes retumban en mi cabeza a ritmo de fado y creo que esto será así durante mucho tiempo.


Lo primero que hace The Eyes of my Mother es clavarse en tus retinas gracias a su belleza visual, rodada en un blanco y negro muy elegante convierte cada plano en un cuadro, da igual que sea un plano general, un primer plano o uno aéreo. Pero no solo destaca en su apartado visual, si no que auditivamente también será toda una experiencia, sabe perfectamente relegar a las palabras a un segundo plano y consigue estremecernos con un silencio, un grito o un fado portugués.

La importancia de la familia, el miedo a la soledad, los traumas de nuestra infancia, la locura demencial y la inocencia son elementos que se combinan a la perfección en la película, siendo capaz de mostrarte una escena terriblemente perturbadora envuelta en una aura de inocencia, todo gracias a la excelente interpretación de Kika Magalhaes, personaje sobre el que gira todo el argumento y que con una mirada es capaz de transmitirnos mucho más que otros con 150 palabras.


Como hemos dicho la familia es un elemento de vital importancia en el film y una muestra de ello es que su estructura esta divida en tres capítulos: madre, padre y familia. En el primero de ellos conoceremos la relación de Francisca (Kika Magalhaes) con su progenitora y el trágico suceso que cambio su vida. A continuación seremos testigos de la grotesca relación que Francesca mantiene con su padre, una vez este ha fallecido. Y por último veremos los esfuerzos de la protagonista para crear su propia familia.

Destacar la aportación de Will Brill que apenas aparece unos minutos en pantalla, tiempo de sobras para dar vida a uno de los villanos más perturbadores que recuerdo. Y es que la escena de la bañera, que no creo que dure más de cinco segundos, tiene tal intensidad que consigue dejarte K.O. sin saber cómo te ha llegado el golpe.


No puedo hacer otra cosa que recomendar encarecidamente a todo el mundo The Eyes of my Mother, que no tengan ningún tipo de perjuicio a la hora de verla, que no se preocupen de si es blanco y negro o en color, de si su ritmo es más o menos ágil, ni de la duración de sus planos. Que se dejen llevar a través de los ojos de Francisca, que compartan su soledad, su locura y su inocencia y disfruten de la maravillosa experiencia que nos ofrece esta pequeña joya llamada The Eyes of my Mother.


1 comentario:

Josep Mª samsot bonet dijo...

En realidad no es lo mejor de Molins, si no "lo mejor de Sitges 2016"... lo que pasó es que no la fué a ver nadie!