18/8/13

FORBIDDEN ZONE



ESTADOS UNIDOS, 1982
TÍTULO ORIGINAL: Forbidden Zone
DIRECTOR: Richard Elfman
PRODUCTOR: Richard Elfman, Marie-Pascale Elfman
GUIÓN: Richard Elfman
REPARTO: Hervé Villechaize, Susan Tyrell, Gisele Lindley
DURACIÓN: 73 minutos

VALORACIÓN: 2/10

UN MAL VIAJE DE LSD




He visto cosas raras o poco usuales en mi vida, pero jamás pensé que podría toparme con algo como esto, no estaba preparada para enfrentarme a ello y es por eso que no sé muy bien qué decir acerca de esta película, porque es lo más raro/friki/surrealista/absurdo que existe en séptimo arte, de hecho reto a alguien a que cite una sola más bizarra que esta.


¿Y de qué va? Es la pregunta del millón, en principio la “historia” gira en torno a una puerta que se encuentra en el sótano de una casa dónde vive la familia más peculiar de la creación, que da a la sexta dimensión, sea lo que sea eso y esté dónde quiera que esté. Un día la hija que por gajes del oficio habla en un inglés afrancesado, decide ir de aventuras y se cuela cayendo a un mundo donde las mujeres van pelota picada, gobernado por una enano y su celosa mujer, que se las hará pasar canutas a la chica cuando descubre que el Rey quiere intimar con ella. A todo esto el hermano de la chica y su ¿abuelo? Acuden a su rescate pero en ese mundo prohibido se la pasan “metiendo en caliente” con toda mujer que se topan, y creedme que no son pocas. También en algún momento sin determinar, el amigo cobarde decide ir tras ellos con tan mala suerte de que termina en manos de un Satanás con la cara de Danny Elfman  aparte de pasar un montón más de cosas que no vienen a cuento.
 
Puede que sea cosa mía y de verdad la película sea una obra maestra del surrealismo, que todo tenga un sentido y un significado, pero mi estrecha mente no me permite disfrutar a tales  niveles y solo he podido ver a una panda de chalados haciendo payasadas, cantando canciones cuando menos te lo esperas y menos viene a cuento (algunas son buenas, como la de Satanás o la de la Reina) y no me ha quedado claro del todo si los chistes racistas, burlándose de los judíos o la imagen que las mujeres son objetos son intencionados, o simplemente es un recurso sin malicia, lo tengo que reflexionar.


Me han gustado eso sí los efectos especiales mezcla de realidad con dibujos y los decorados súper cutres pintados en papel continúo, son un puntazo, pero es lo único bueno y cuasi coherente que he podido encontrarle.

Así que si es de menester que me lleven a la horca, pero reconozco que Forbidden Zone me ha aburrido, no he sido capaz de disfrutarla si es que eso es posible y mucho menos de pasar un buen rato divirtiéndome. Será todo de culto que quieran, aunque imagino que habrá adquirido tal categoría por lo difícil de encontrar y lo rara en general que es y no por calidad, porque de eso anda muy escasa.