1/7/12

HELLDRIVER



JAPÓN, 2010

TÍTULO ORIGINAL: Nihon Buandan: Heru Doraibâ
DIRECTOR: Yoshihiro Nishimura
PRODUCTOR: Yoshinori Chiba, Hiroyuki Yamada
GUIÓN: Yoshihiro Nishimura, Daichi Nagisa
REPARTO: Eihi Shiina, Yumiko Hara, Kazuki Namioka
DURACIÓN: 117 minutos
WEB: http://www.sushi-typhoon.com/jp/lineup/helldriver/
IMDB: http://www.imdb.es/title/tt1653913/

VALORACIÓN: 7/10

ZOMBIES CON CUERNOS DE CARACOL



Aprovechando que hoy es el día de Helldriver en el Primer Festival Pirata de Cine Asiático organizado por Lost Highway Blog vamos a hablar un poquito de esta locura gore japonesa y de la productora especializada en splatters de lo mas bizarro Sushi Typhoon.


Sushi Typhoon nace en el año 2010 como filial de la productora Nikkatsu Corporation con la idea de crear películas de bajo presupuesto destinadas al público mas extremo y de paso darles notoriedad a nivel internacional a través de su participación en festivales y una buena distribución.

El encargado de iniciar este proyecto fue el productor Yoshinori Chiba, al cual se le unieron su amigos Takashi Miike, Yoshihiro Nishimura, Noboru Iguchi, Sion Sono, Tak Sakaguchi, Seiji Chiba, Yuji Shimomura… vamos, la flor y nata de la demencia asiática.

Hasta la fecha han producido siete enfermizos films: Alien Vs Ninja, Mutant Girls Squad,Cold Fish, Karate–Robo Zaborgar, Yakuza Weapon, Deadball y la que nos toca comentar hoy, Helldriver.


Helldriver esta dirigida ni mas ni menos que por el especialista en efectos especiales Yoshihiro  Nishimura, creador de algunas de las imágenes mas aberrantes que ha dado el cine moderno y director de Tokio Gore Police, Mutant Girls Squad y Vampire Girl Vs. Frankesnstein Girl.

Helldriver cuenta con un presupuesto de 455.580 Euros, de los cuales casi 150.000 están destinados para el maquillaje y los efectos especiales, algo que se nota a lo largo del film ya que podemos ver un amplio repertorio de efectos de todo tipo y en su mayoría muy correctos (aunque hay alguno que tienen delito).


“Una misteriosa nube de origen alienígena cubre la mitad norte de Japón, transformando a todo aquel que la inhale en un zombie devorador de carne fresca dispuesto a acabar con la raza humana.

Inmersa en el más absoluto caos, Japón se encuentra dividida en dos partes, la mitad sur del país, donde la población, protegida por un gran muro, parece estar a salvo del mortífero gas; y la zona norte, plagada de zombies.

Las fuerzas políticas no saben cómo responder a esta situación, la economía se resiente, y la nación japonesa parece haber perdido toda esperanza. Sin embargo dicha esperanza llega de la mano de Kika, una preciosa colegiala armada de una sierra mecánica cuya energía procede de un corazón artificial. 

Reclutada por el gobierno y al mando de un grupo de mercenarios, Kika se embarga en una misión secreta que consiste en penetrar el la zona zombi, exterminar a su reina Rikka, y poner punto y final a la plaga zombie…”


Con este argumento podéis imaginaros los derroteros que tomara esta película que nos sumerge en un universo extremadamente bizarro y ultra gore en el que veremos cabezas utilizadas como proyectiles, miembros amputados empuñando sierras eléctricas, coches y aviones creados con cuerpos de zombies, fetos con su cordón umbilical utilizados como látigo, cuernos que contienen una potente droga y una heroína sin corazón que hará que sangre salte a borbotones durante todo el film.

Con esto queda claro que Helldriver no es una película apta para todos los paladares (eruditos del cine abstenerse), va dirigida a un publico muy concreto que sabe disfrutar del cine con la única pretensión de la búsqueda de puro entretenimiento gore, y esta premisa Helldriver la cumple sobradamente.


Destaca la participación de Eihi Shiina, recordada por todos por su excelente papel en Audition, que da vida a la malvada Rikka y que se ha convertido en una colaborado habitual de Yoshihiro Nishimura. El resto de actores son en su mayoría semidesconocidos que acaban con el cuerpo troceado y sin posibilidades de lucirse.

Su punto negativo es la duración, y es que este tipo de producciones no deberían de extenderse más allá de la hora y media, por lo que las dos horas de Helldriver pueden resultar pesadas para los menos iniciados en el género.


2 comentarios:

David Amorós dijo...

Justo hablábamos en el blog de yosónico de que la duración era sin duda excesiva. Yo esperaba una hora y viente, y media como mucho. Es muy desproporcionado. Creo que de la primera hora se podrían haber ahorrado la mitad y todo hubiese sido más divertido. A mí la primera hora me pasó factura. Me reenganché en la escena de cabezas zombies voladoras (ja,ja,buenísima) y ya miré todo el tramo final con otros ojos. De todas maneras a mi modo de ver está bastante lejos de "Tokyo gore police". Un abrazo.

HateLove dijo...

Buenas David!!

Si la comparamos con Tokyo Gore Police esta a años luz de ella, y es que esta ultima es una de las mejores películas dentro de este estilo megagore asiático lleno de excesos.

Helldriver peca de larga y de falta de originalidad en algunos momentos, aunque tiene algunas escenas que compensan estos minutos intranscendentales, lamentablemente y como tu bien comentas su inicio se puede hacer demasiado pesado y la mayoría de personas no llegaran a su segunda parte más loca.

Por cierto la próxima película de Asia Extreme es precisamente Tokyo Gore Police, así que a puntuarla!!

Un abrazo!!