18/10/11

XXX FESTIVAL DE CINE DE TERROR DE MOLINS DE REI


Otro evento cinematográfico que se acerca y promete ofrecernos su mejor edición hasta la fecha es el Festival de Cine de Terror de Molins de Rei (Terrormolins) que este año celebra su 30 aniversario.

Tendrá lugar entre el próximo día 1 de noviembre y el día 6 de ese mismo mes y nos ofrece como principal novedad  una sección oficial de largometrajes a concurso compuesta por 7 títulos que competirán por los premios a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor y Mejor Actriz.

El jurado de esta sección está compuesto por la actriz marroquí Morjana Alaoui, que se dio a conocer con el polémico film francés Martyrs, el crítico de cine Quim Casas, que ha formado parte del jurado del último festival de Sitges, y por el actor y director Alex Brendemühl.


Además de la sección oficial, Terrormolins contara con una retrospectiva de los 90 que nos brindara la oportunidad de volver a disfrutar de tres grandes clásicos del género: Braindead, El Ejercito de las Tinieblas y El Dentista.

También contaremos con la proyección de una película sorpresa que ha sido escogida a través del voto del público y que será una de las siguientes: Cube, Tesis, Temblores, Scream o El Proyecto de la Bruja de Blair.

A continuación podréis ver cuáles son las 7 películas que competirán en esta nueva edición de un festival que amplía su duración a 6 días y que promete estar repleto de sangre y terror.

 

El límite fronterizo entre Canadá y EUA sirve como escenario de esta escalofriante ópera prima del realizador galo Olivier Abbou, quién disfruta haciendo sufrir a sus jóvenes protagonistas, metidos en un intenso slasher, lleno de un eléctrico sentido de humor negro y donde los patriotismos caen por su propio pie. Una auténtica fiesta para aquellos que necesitan emociones fuertes.



La película más gamberra de la sección oficial, es una gran demostración de collage cinéfilo-terrorífico que hará las delicias de los fans de títulos como Halloween o Viernes 13, pero añadiendo grandes dosis de mala leche y mucha irreverencia. Y es que siendo un niño y ver como asesinan a tus padres, puede provocar reacciones como las que presenta esta atrevida propuesta.



Una de las joias de la sección oficial, este inquietante film escrito y dirigido por el alemán Alexander Adolph, es una metáfora excelente sobre la desastrosa situación económica mundial, a partir de la historia de un hombre de mediana edad, que decide aceptar un trabajo “poco agradable” que mucho tiene que ver con los despidos. Pero, ¿y si las consecuencias resultan debastadoras?



¿Y si a banda de su belleza natural los Alpes suizos escondiesen alguna cosa inexplicable? El realizador y coguionista suizo Michael Steiner, tiene la respuesta mediante esta sutileza de título impronunciable e imposible de traducir, que se adentra en el terror des de una óptica que mezcla la tragedia, encantamiento, deseo y mitología. Una de las perlas de la Sección Oficial.


 

Dolor extremo. Esta es la base de esta devastadora película, pesimista y destructiva, y la que se convierte en la película más fuerte de esta edición, donde unos jóvenes se verán obligados a experimentar con el dolor más profundo para poder sobrevivir (o no). Se trata de la opera prima del actor Taylor Sheridan, formado en series como CSI o Veronica Mars; nuevamente, la tele como creador de mentes perversas.



La opera prima de Sonny Laguna es toda una demostración de que con un presupuesto bajísimo pero con buenas ideas se puede hacer buen cine de género. Además luchando contra unas temperaturas climatológicas de 20 grados bajo cero. Todo esto para celebrar esta estimulante película donde una cantante y sus amigos van a parar a un pueblo especialmente frio donde el calor lo pondrá en un tipo con debilidad por las hachas.



El subgénero del slasher en una de las interpretaciones más sinceras y directas. Una película que no está para historias, que va directo al grano, donde un perturbado se divierte haciendo de las suyas con una impactante mascara de cerdo para ocultar su identidad. Pese a que está situada en el mismo condado que “Los puentes de Madison” de Clint Eastwood, no esperéis encontrar similitud… de echo es su antítesis.

No hay comentarios: