25/9/17

THE HOUSES OCTOBER BUILT 2



ESTADOS UNIDOS, 2017

TÍTULO ORIGINAL: The Houses October Built 2
DIRECTOR: Bobby Roe
PRODUCTOR: Zack Andrews, Steven Schneider
GUIÓN: Zack Andrews, Bobby Roe
REPARTO: Brandy Schaefer, Zack Andrews, Mikey Roe, Bobby Roe
DURACIÓN: 101 minutos
WEB: https://www.facebook.com/TheHousesOctoberBuilt/
IMDB: http://www.imdb.com/title/tt7068818/

VALORACIÓN5/10


HALLOWEEN DESCAFEINADO



El pasado 22 de septiembre se estrenó en Estados Unidos la secuela de The Houses October Built, estrenada en 2014, ambas de la mano del productor de Insidious y Paranormal Activity y dirigidas por Bobby Roe.

Para poneros un poco en situación, el primer film nos narraba la historia de unos (irrespetuosos, ya entenderéis el por qué) amigos a bordo de un camper, cuyo hobby era documentar gráficamente todas las atracciones de Halloween que se encontraban a su paso. Tras un conflicto por grabar en lugares que no se permitían dará comienzo una persecución por parte de Blue Skeleton (el grupo de sádicos que nada tendría que envidiarle a los que podemos ver en películas como The Purge), que hará que eso que te dicen cuando entras en el pasaje de una casa del terror de: ‘No toques a nadie, y nadie te tocará a ti’, quizá no se tome tan al pie de la letra.


The Houses October Built 2 nos trae de vuelta junto al mismo grupo de colegas, dispuestos a salir de nuevo en la noche de Halloween para buscar las casas más extremas que encuentren en las ciudades del norte de Estados Unidos, pero con la particularidad, de que esta vez, lo hacen cobrando una buena suma de dinero, aprovechando el tirón que se hizo viral en las redes sociales de los hechos que sucedieron en la precuela. La película vuelve a hacer uso del recurso ‘Found Footage’, muy de moda actualmente y ya visto en anteriores películas como V/H/S, Afflicted, Creep… Y en este caso funciona, porque si sois de los que os poníais nerviosos mientras estabais en la cola de la casa del terror de las ferias de vuestra ciudad, aquí seréis un miembro más de estos (insensatos?) amigos y pegaréis un bote en vuestro asiendo con cada jumpscare. Y sí, como seguramente ya os estabais imaginando, Blue Skeleton volverá para hacer que se les quiten las ganas de volver a salir la noche de Halloween.


Tras esta premisa, nos encontramos una película que ahonda un poco más que su predecesora explorando los límites de cuando el miedo es divertido, y cuando empieza a ser traumatizante. Y es una reflexión interesante, porque si a nosotros no nos gustara pasar miedo, yo no estaría escribiendo esto, y vosotros tampoco estaríais leyéndolo. Pero claro, ¿Dónde están los límites? ¿Qué hace que algo, divertido en un principio, se vuelva un trauma que pueda acompañarte de por vida?. No sé si conoceréis McKamey Manor, pero si googleais un poco veréis que en Estados Unidos es reconocida por ser La casa del terror más extrema del mundo, y los que se han atrevido a disfrutar de la experiencia dicen que es lo más parecido a estar dentro de una película de terror, ya que se pone a prueba tu condición física y mental. Y lógicamente, como no podía ser de otra manera, hay una lista de espera bastante larga para poder visitarla.

Si ya habéis visto la primera película, en esta os vais a encontrar más de lo mismo, kilómetros y kilómetros de carretera para poder degustar toda la imaginación macabra de la que se hace gala cada año en Estados Unidos por la noche de Halloween. Pero poco más, y ni mucho menos es imprescindible haber visto la precuela para poder disfrutar de esta, ya que hay un pequeño prólogo que resume los hechos para que os podáis hacer una idea, o simplemente refresquéis la memoria. Toda la ‘chicha’ se la guarda Bobby Roe para la última media hora y hay alguna que otra sorpresa, pese a tener innumerables cabos sueltos, como es común en este tipo de películas sin más pretensión que la hacer pasar un buen rato, y que por lo tanto pueden obviarse, ya que no empañan su resultado final, pese a dejarte ese regusto amargo de estar viendo lo mismo que en la anterior, y notar que podrías pasar los minutos de ‘relleno’, que tampoco serían imprescindibles para disfrutar de su clímax.


The Houses October Built 2 es una película original dentro del género, pero a la que, tras su visionado, no evita que te preguntes si no se le podría haber sacado más partido. A colación, aprovecho para deciros que si os gusta Halloween, y las casas de terror, el 3 de Octubre sale un documental llamado Haunters: The Art Of The Scare, que tal vez sirva como producto complementario a películas de este estilo, así que no le perdáis la pista porque promete otro enfoque distinto a la película de Bobby Roe.


2 comentarios:

Renaissance dijo...

La primera me resultó divertida. Esta, más bien parece un publirreportaje de las mejores atracciones de Halloween. Tampoco que quejo porque en ese sentido el metraje se disfruta bastante. Ahora solo queda ahorrar a ver si alguna vez nos podemos ir a Minnesotta y visitar la Capital de Halloween del mundo.

Unknown dijo...

En México no la puedo encontrar por ningún lado.
Podrías decirme en dónde viste la 2, por favor.