22/11/11

BLOOD RUNS COLD



SUECIA,  2011

TÍTULO ORIGINAL: Blood Runs Cold
DIRECTOR: Sonny Laguna
PRODUCTOR: David Liljeblad, Tommy Wiklund
GUIÓN: Sonny Laguna, david Liljeblad, Tommy Wiklund
REPARTO: Andreas Rylander, Hanna Oldenburg, Elin Hugoson
DURACIÓN: 80 minutos
WEB: http://www.bloodrunscold-movie.com/Home.html
IMDB: http://www.imdb.es/title/tt0098156/

VALORACIÓN: 5.25/10

INCOHERENCIAS BAJO CERO



Desde la fría escandinavia nos llega un slasher cubierto de nieve y no, no es la cuarta entrega de la saga Cold Prey, se trata de Blood Runs Cold, opera prima del director sueco Sonny Laguna.

La película fue designada para inaugurar la sección oficial del pasado Festival de Cine de Terror de Molins de Rei, festival en el que otro slasher consiguió alzarse con el premio a mejor la mejor película, Matt Farnsworth y su The Orphan Killer se llevaron el galardón.


Lo primero que destaca al comenzar a ver Blood Runs Cold son sus parajes helados, ya que el rodaje de la película se realizo con el termómetro marcando siempre temperaturas inferiores a los 0º, a pesar de ello este factor climatológico no es explotado al máximo ya que gran parte de la película transcurre dentro de una destartalada casa en medio de la nada.

Su otro aspecto destacable es su bajo presupuesto, inferior a 5000 euros (o eso nos han vendido), pero que en ningún momento se muestra como un handicap si no mas bien todo lo contrario, han sabido explotar al máximo sus recursos.

Blood Runs Cold nos narra la historia de Winona (Hanna Oldenburg), una artista que impulsada por el consejo de su manager regresa al pueblo donde se crió en busca de la inspiración que le ayude a componer su nueva obra.

Una vez allí, y tras instalarse en una destartalada casa que le ha proporcionado su representante, decide salir a tomar una copa al pub del pueblo donde se encuentra con su ex novio y una pareja de amigos, acabando todos ellos la fiesta en la casa alquilada para Winona.

Tras unos minutos de conversaciones absurdas y sexo gratuito por parte de los jóvenes hace aparición el autentico protagonista de la película, un tipo vestido con mil capas de ropa llena de harapos, gorro y gafas para protegerse del frió, el cuerpo cubierto por vendas y hacha en mano dispuesto a acabar con los chicos uno por uno.

Las muertes se suceden una tras otra siendo todas de una calidad bastante aceptable: brutalidad, desmembramientos, sangre a chorro y canibalismo, lastima que las persecuciones o los momentos inminentes a dichas muertes no estén a la altura.

El desenlace de la película, como viene siendo de costumbre en muchos de los slashers actuales, no revela absolutamente nada de la trama ni del motivo por el cual se cometen los crímenes, es decir nos encontramos ante un film en el cual vamos a presenciar una serie de asesinatos por parte de un brutal asesino de aspecto inhumano y punto,y si no eres capaz de disfrutar únicamente con eso esta no es tu película.


Una vez finalizado el visionado de Blood Runs Cold tienes sensación de que has visto un slasher aceptable y que te ofrece todo lo que esperas de un producto de estas características, aunque con el paso de los minutos empiezas a recordar escenas y situaciones realmente absurdas e incoherentes que hacen que la película pierda muchos enteros.

Y es que el film tiene escenas que no hay por donde cogerlas, como por ejemplo cuando uno de los protagonistas sale a mear a fuera en medio de la noche a 1000 grados bajo cero y ve una sombra en la planta de arriba que le observa, una vez acaba de mear entra tranquilamente a la casa de nuevo y se pone a charlar con su amigo sobre las chicas... ¡¡Hay un intruso en la casa, lo has visto y te suda la polla!! Mereces morir!!!

Otra escena en la que la protagonista merece la muerte inmediata es cuando Winona se despierta y no encuentra a nadie en la casa, lo que si encuentra es todo el comedor lleno de sangre, por lo que sin inmutarse y como si se tratara del típico potado que te encuentras tras una noche de borrachera coge un cubo de agua y un estropajo y se pone a limpiar el suelo...¡¡Amigos desaparecidos, sangre por la casa..blanco y en botella!! Mereces morir!!!


A estas situaciones incomprensibles hay que añadirle algunos aspectos que están muy desaprovechados y que podrían haber dado muchísimo mas de si como son los paisajes helados donde se desarrolla la historia y el canibalismo del asesino que únicamente vemos en una escena y de forma muy fugaz.

Pese a estos defectos, propios de una película debut y de un presupuesto irrisorio, Blood Runs Cold consigue su propósito que no es otro que entretener a los aficionados al genero slasher (aunque los mas exigentes pondrán la película a parir) con una historia directa, con una muertes contundentes y un brutal asesino.

5 comentarios:

El blog de cacadelavaca dijo...

Casquería fina la de esta peli.
No apta para estómagos delicados.

Pero para echar un rato, mola un puñao (y es cortita)

HateLove dijo...

Buenas Cacadevaca!!

Tu mismo lo has dicho, es una película para “echar un rato”, cortita y con casquería, lo necesario para entretener a los aficionados al genero.

Saludos y gracias por escribir!!

Machete dijo...

Bueno a veces es mejor ciertas incoherencias, con tal de salirse de los topicos. Le hecharé un ojo a ver que tal.

HateLove dijo...

Buenas Machete!!

Blood Runs Cold funciona como slasher, no es novedoso y tiene todo lo que una película de estas características debe de tener.

Las incoherencias te dejan cara de tonto pero no afectan al ritmo de la película.

Saludos!

Machete dijo...

Pues la tendré en cuenta.